En marcha, liquidación del Humanista y del Trabajo

El representante del Partido Humanista ante el INE, Ricardo Espinoza López, aseguró que trabajarán con la autoridad para iniciar ese proceso, el cual, aseguró, quieren hacer de manera clara.

Ciudad de México

El Instituto Nacional Electoral (INE) comienza hoy con el proceso preventivo de liquidación de los partidos del Trabajo y Humanista, luego de que no lograron obtener 3 por ciento de la votación total de la elección del pasado 7 de junio.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Fiscalización, Benito Nacif, informó hoy se definirá el interventor que habrá de tomar posesión de los bienes y recursos, hasta en tanto el Tribunal Electoral confirma la pérdida del registro de ambos partidos.

El consejero electoral agregó que este lunes la comisión de fiscalización habrá de de sesionar para designar aleatoriamente a los dos interventores que se harán cargo de cada uno de los procesos hasta que se dé la calificación de la elección del domingo pasado.

En el caso del Partido Humanista, que ya fue notificado, la comisión de fiscalización le informará oficialmente sobre el inicio del proceso; mientras que al PT la autoridad electoral tendrá que notificarle durante las próximas horas.

Nacif Hernández explicó que este es un procedimiento de prevención, por lo que una vez que concluye el liquidador dará un informe a la comisión acerca de lo que ocurrió durante el proceso de intervención y dependiendo de lo que resuelva el Tribunal Electoral dará comienzo el proceso de liquidación o no.

Faltó equidad

Al dar un balance final, el representante del Partido Humanista ante el INE, Ricardo Espinoza López, aseguró que trabajarán con la autoridad para iniciar ese proceso, el cual, aseguró, quieren hacer de manera clara y transparente para la sociedad.

En entrevista, Espinoza López reconoció que las disputas internas por la dirigencia del partido fue uno de los factores para que la ciudadanía no optara por su opción política; sin embargo, afirmó que la inequidad en la contienda es la principal causa de su derrota.

Agregó que el modelo de comunicación política, así como la designación de los recursos a los partidos de nueva creación no garantiza las mínimas condiciones para poder competir con los grandes partidos y sus estructuras: "Equidad no es igualdad".