• Regístrate
Estás leyendo: Manlio Fabio Beltrones, el priista de las negociaciones
Comparte esta noticia
Miércoles , 23.05.2018 / 23:59 Hoy

Manlio Fabio Beltrones, el priista de las negociaciones

Desde que inició su carrera política, el próximo presidente nacional del PRI se ha caracterizado por impulsar negociaciones al interior y fuera de su partido.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Alejandro Domínguez

Manlio Fabio Beltrones, originario de Villa Juárez, Sonora, cumplirá el próximo 30 de agosto 63 años, de los cuales dos terceras partes (40 años) los ha dedicado al servicio público y desde los 16 (hace 47 años) pertenece al PRI.

El economista por la Universidad Nacional Autónoma de México fue gobernador de Sonora, subsecretario de Gobernación, tres veces diputado federal y dos veces senador de la República. Ha presidido ambas cámaras.

En noviembre de 2011 declinó a una de sus máximas aspiraciones, competir por la Presidencia de la República, dejando libre el camino a Enrique Peña Nieto.

En una carta expuso que decidió "no participar en el proceso interno por la candidatura presidencial, optando por ser un hombre útil al interés de mi país y de mi partido, al que sueño renovado y liderando la construcción de una nueva nación próspera y segura". En el escrito planteó no tener obsesiones personales y mucho menos conductas mezquinas y consideró que su decisión no era un sacrificio, "sino la aportación para la victoria del Partido Revolucionario Institucional".

Su carrera política se ha caracterizado por las negociaciones para lograr éxitos políticos para él y para su partido.

Recientemente, como coordinador de los diputados del PRI, Beltrones participó en todas las negociaciones para aprobar las reformas constitucionales.

Al interior de su partido ha logrado impulsar candidatos, en ocasiones triunfadores, en otras derrotados. El último caso fue el de la ex senadora Claudia Pavlovich, quien resultó electa para ser la próxima gobernadora de Sonora.

Beltrones cuenta que fue un gran amigo de Luis Donaldo Colosio, con quien compartió desde una candidatura común para llegar al Senado, hasta el interés por gobernar su estado.

Su militancia

En 1968 inició su militancia en el PRI, en el Movimiento de la Juventud Revolucionaria, cuando apenas tenía 16 años.

Su primer empleo y su primer jefe en el servicio público


En 1975, cuando tenía 23 años, comenzó en el servicio público trabajando en la oficina del entonces subsecretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios.

"Con él aprendí que en la política y en la vida se vale la estrategia pero no la mentira y que cuando se compromete la palabra, simplemente hay que cumplirla", se lee en su biografía publicada en su página de internet.

En esa época fue secretario auxiliar y secretario particular del subsecretario de Gobernación.

Su carrera política en Sonora

Uno de sus cargos máximos en su partido fue el de presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, donde se colocó como un político de renombre en su estado, alcanzando el cargo de secretario general de Gobierno de Sonora entre 1985 y 1987.

En 1988 compitió en fórmula con Luis Dolado Colosio como candidatos a senadores de la República. Ambos ganaron.

En 1991 regresó a su estado como candidato a gobernador. Gracias a su poder de negociación logró que Colosio se desinteresara en competir por el puesto.

"Nuestros proyectos nunca se cruzaron, pues cuando estaba por definirse quién sería el candidato a gobernador de Sonora, él decidió hacer una carrera nacional y me dejó el camino abierto para la gubernatura de mi estado".

Beltrones gobernó Sonora de 1991 a 1997, periodo en el que se atravesó el asesinato de Luis Donaldo Colosio, que marcó su vida.

Negociaciones en Segob para crear el IFE, el TRIFE y la CNDH

Después de las elecciones de 1988, Beltrones dejó su escaño en el Senado y se fue a la Secretaría de Gobernación como subsecretario de gobierno, desarrollo político y derechos humanos.

En ese cargo encabezó las negociaciones para la conformación del Instituto Federal Electoral, el Tribunal Federal Electoral y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

"Ahí me tocó encabezar negociaciones con las fuerzas políticas tradicionales y con las emergentes, en días intensos posteriores a la elección de 1988", se lee en su biografía.

Beltrones, el amigo de Colosio


"Con Luis Donaldo, la coincidencia generacional y de paisanaje, facilitaron el desarrollo de una amistad".

Cuando Luis Donaldo Colosio fue asesinado, Beltrones era gobernador de Sonora, desde donde se trasladó a Tijuana para estar con la familia y participar en las investigaciones del atentado.

En una entrevista para MILENIO, el panista Ernesto Ruffo, quien gobernaba Baja California cuando Beltrones lo hacía en Sonora, contó que el entonces procurador General de la República, Diego Valadés, y Manlio Fabio Beltrones llegaron a su oficina en una paraestatal en Tijuana aquel 23 de marzo de 1994 cuando mataron a Colosio.

"Diego Valadés (llegó) acusándonos de que habíamos sido nosotros, simultáneamente Manlio aclarándole que por lo que él ya se había enterado no había ningún involucramiento de la policía estatal... Era todo confusión". A Ruffo le llamó la atención que ese día por la mañana, en una reunión en la Secretaría de Gobernación solo asistieran 26 de 31 gobernadores convocados, y entre ellos no estuviera su vecino de Sonora, Manlio Fabio Beltrones.

Por la tarde cuando Ruffo aterrizó en Tijuana ya había llegado Manlio Fabio Beltrones, poco después llegó el procurador general de la República, Diego Valadés.

Beltrones participó en los interrogatorios que se hicieron después del atentado.

Sus negociaciones legislativas


El poder de la negociación lo ha llevado a coordinar a los grupos parlamentarios del PRI, tanto en la Cámara de Senadores como en la Cámara de Diputados.

Ha negociado ser elegido por unanimidad entre sus compañeros diputados y senadores y cuando ha presidido estas cámaras ha contado con el conceso del resto de los partidos.

En esta legislatura Beltrones fue actor principal de las negociaciones para lograr la aprobación de las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Para ello negoció y logró acuerdos para aprobar la mayoría de estos ordenamientos legales con quienes coordinaron al PAN en un principio, Luis Alberto Villarreal, y al PRD, Silvano Aureoles.

Negociaciones hasta con la familia


Su poder de negociación logró convencer a su hija Sylvana y yerno, el senador del Partido Verde, Pablo Escudero, a comprometerse a llevarle a sus nietas todos los fines de semana.

Así lo expone Beltrones en su página de internet:

"Mi hija Sylvana y su marido Pablo, están obligados a traer a mis nietas, Sylvana y Roberta, a que jueguen un rato con sus abuelos los fines de semana".

Gustos y disgustos en los estados


Manlio Fabio Beltrones se ha caracterizado también por las negociaciones para postular candidatos en el PRI.

De los más recientes nombramientos en los que participó están el de la postulación de Claudia Pavlovich al gobierno de Sonora, quien resultó ganadora con una ventaja de 71 mil votos contra el candidato del PAN, Javier Gándara.

En estas mismas elecciones, Beltrones no logró los consensos para que su precandidato por el gobierno de Guerrero, Manuel Añorve, compitiera y en su lugar el PRI nominó a Héctor Astudillo, quien también resultó ganador de la elección.

En 2013 Beltrones también impulsó la candidatura de Fernando Castro Trenti para el gobierno de Baja California, sin embargo, su candidato perdió la elección contra el panista Francisco 'Kiko' Vega.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.