Presume Mancera el Metro a la alcaldesa de París

El mandatario capitalino llevó a Anne Hidalgo a la Línea 2, donde abordaron un convoy junto con los usuarios que ya esperaban el tren; “es todo un reto”, dice.
La funcionaria francesa a bordo del tren de la Línea 2.
La funcionaria francesa a bordo del tren de la Línea 2. (Pedro Domínguez)

México

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, subió a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, a la Línea 2 del Metro, donde abordaron un convoy junto con los usuarios que ya esperaban el tren.

“Trasladamos 6 millones (de usuarios) diariamente, es todo un reto”, comentó el mandatario local a su homóloga parisina dentro del vagón saturado.

El inicio de actividades de la Sexta Cumbre Bienal de alcaldes integrantes del C-40 fue en las inmediaciones del Hotel Hilton, donde se encontraron ambos gobernantes para caminar por la Alameda hasta la entrada de la estación Hidalgo del Metro; antes, se dieron tiempo para sentarse unos minutos en una banca del mismo lugar.

Al llegar a la estación se tomaron la foto del recuerdo e ingresaron en medio de un discreto dispositivo de seguridad que poco a poco fue descubierto por los usuarios, más por las cámaras que rodeaban a los personajes que por ellos mismos.

Así caminaron por los pasillos para llegar al andén con dirección a Taxqueña. Llegó un convoy vacío y sin distinción, Mancera e Hidalgo entraron al vagón rodeados de elementos de seguridad, fotógrafos y usuarios que incluso le señalaron al jefe de Gobierno que “hay ratos en que está peor”.

“Para que vea la alcaldesa que todo es natural”, respondió Mancera.

A bordo del vagón los alcaldes conversaron discretamente en medio de flashazos, empujones y breves comentarios sobre el mismo sistema de transporte.

Al llegar a Bellas Artes, se tomaron una fotografía en la réplica de los accesos al Metro de París que realizó el arquitecto galo Hector Guimard, que fue donada al STC de la capital en respuesta a un mural huichol que regaló México a la capital francesa.

Al concluir el recorrido, Mancera se trasladó al parque de bolsillo del Zócalo capitalino para develar una placa con el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

Previo a la llegada de los mandatarios al Hotel Hilton, una pequeña manifestación de ecologistas contra la cumbre fue dispersada por elementos de la policía. Incluso, los inconformes reclamaron malos tratos; sin embargo, no pasó a mayores la movilización.

Lo que sí fue evidente fue la limpieza total que organizaron las autoridades en la zona de la Alameda y la Plaza de la Solidaridad: los puestos ambulantes fueron retirados, las grúas quitaron vehículos, hasta lavaron el piso y rellenaron con mulch los espacios de tierra de las áreas verdes.

También los pisos de la estación del Metro, los anuncios y en general el mobiliario fue rehabilitado para la visita de los alcaldes.

Los recorridos presumiendo la ciudad continuaron por Chapultepec, donde se inauguró una muestra fotográfica sobre cambio climático.

Con este acto se dio la bienvenida a los alcaldes participantes en la cumbre, quienes viajaron a bordo de un autobús híbrido.

“Damos la bienvenida al C-40, de manera muy particular a mis colegas alcaldes y alcaldesas del mundo que están en esta su ciudad, que siempre los recibe con los brazos abiertos”, expresó Mancera.

El jefe de Gobierno reconoció la labor del presidente saliente del C-40 y alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, y le deseó éxito a Anne Hidalgo, quien lo relevará en esta encomienda.

Más tarde, las actividades en la vía pública continuaron con un recorrido desde Bellas Artes hasta el Hotel Hilton a bordo de una bicicleta tándem, que lideraron también Mancera e Hidalgo.