Frenan otra vez pensión vitalicia para magistrados

La aprobación del tema había sido programada para la mañana de este miércoles, sin embargo, fue suspendida de última hora por diputados locales.

Monterrey

Por segunda ocasión, diputados locales de las comisiones de Legislación y Puntos Constitucionales, y de Justicia y Seguridad, suspendieron el análisis de la aprobación de una pensión vitalicia para magistrados del Tribunal Superior de Justicia.

El tema había sido programado para ser aprobado la mañana de este miércoles, sin embargo, fue suspendido de última hora.

La creación en Nuevo León de un Haber por Retiro consiste en una pensión vitalicia para los magistrados que concluyan 20 años de servicio en el Tribunal Superior de Justicia, pero no sólo para ellos, pues quienes dejen su cargo antes de cumplir sus periodos, recibirán un proporcional.

Sin embargo, al darse a conocer en medios de comunicación, el tema había sido pospuesto hace seis meses, lo que volvió a ocurrir este miércoles, donde según dijo el presidente de la Comisión de Legislación, Luis David Ortiz, existían diferencias sobre los términos del acuerdo.

“Había algunas dudas de algunos de los grupos legislativos y pidieron estudiar más el asunto. No hay ningún conflicto, pero la precisión de los términos en los que venía en lugar de estarlos peleando aquí en público, se quería tener un poquito más de trabajo de arrastrar el lápiz”.

Por su parte, Francisco Cienfuegos Martínez, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, señaló que el tema ya está consensuado y será aprobado antes de que concluya el actual periodo de sesiones.

“Hubo un acuerdo por parte de los coordinadores del PRI y del PAN en la que nos solicitaron que el día de hoy no se llevara a la comisión, pero la intención, y creo que la mayoría de los diputados estamos a favor de que se implemente con acuerdo o no legislativo, lo haríamos antes de que termine el periodo ordinario”.

Dicha pensión sería del 100 por ciento de su sueldo durante el primer año después de haberse retirado, 90 por ciento durante el segundo año, 80 por ciento para el tercero, y un 70 por ciento de por vida.

Esto significaría que cada magistrado estaría recibiendo más de 100 mil pesos mensuales hasta su muerte.

Pero no sólo eso, pues en el caso de fallecer, dicha pensión pasaría a sus hijos hasta que cumplan la mayoría de edad, y a su cónyuge hasta que vuelva a contraer matrimonio o concubinato.

El tema se dio a conocer por MILENIO Monterrey el pasado mes de octubre, y tras hacerse público, los legisladores optaron por mandarlo a la “congeladora” ante las críticas que provocó.