Senado no elegirá en este periodo a magistrado electoral

Sin la presencia del PAN, los legisladores aprobaron retirar el dictamen para la elección del magistrado electoral faltante del orden del día de la última sesión de la actual legislatura.
El presidente del Senado, Miguel Barbosa, dijo que a más tardar el próximo martes estará lista la reforma política del Distrito Federal.
El presidente del Senado, Miguel Barbosa. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Sin la presencia del PAN, el pleno del Senado decidió retirar del orden del día la votación del ministro del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que sustituye en el cargo al ex magistrado presidente Alejandro Luna Ramos.

El presidente del Senado, Miguel Barbosa, explicó que la mesa directiva “por primera vez en tres años votó” y con 4 votos a favor, dos en contra y una abstención decidió que se debía retirar del orden del día esta discusión.

Barbosa pidió que se hiciera la misma votación en el pleno.

Por mayoría, los senadores presentes aprobaron retirar el dictamen para la elección del magistrado del orden del día de la última sesión de la actual legislatura.

Antes de que reiniciara la sesión que fue suspendida por falta de acuerdos en el tema el PAN acusó al PRI de estar “fraguando el fraude electoral” de las elecciones al querer controlar el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y por lo que, aseguró, el tricolor se niega a nombrar al sustituto de Alejandro Luna Ramos.

“En el PRI lo único que les importa es la manipulación de los órganos electorales. Para Acción Nacional es indispensable nombrar al magistrado faltante en la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal. En el proceso de nombramiento del magistrado ha ganado la obstinación y el cálculo político del PRI.

“Es evidente que el PRI prepara el fraude electoral. Su posición revela que el PRI ya se sabe perdedor en las elecciones; eso explica su táctica política usurera”, expresó el coordinador panista, Fernando Herrera.

Señaló que el PRI “juega peligrosamente” con el destino de una institución encargada de garantizar el ejercicio democrático del país.

“Insistimos en la necesidad de garantizar la debida integración y funcionamiento del Tribunal Electoral, el cual opera hoy con seis de los siete magistrados que debe de tener”.

Expresó que nadie ignora que estas elecciones están muy competidas y que el PAN y el partido del gobierno están compitiendo “palmo a palmo” por las gubernaturas y diputaciones en juego. “Varios de nuestros compañeros senadores están participando en estas elecciones. La forma en que han estado avanzando le ha generado un nerviosismo muy especial al Partido Revolucionario Institucional.

“El PRI ha calculado que los resultados serán por márgenes muy pequeños y que las elecciones pueden terminar en los tribunales. Por eso están aferrados a ganar en los tribunales lo que pierdan en las urnas”.

Ante esta posición del PAN, la última sesión del pleno del Senado, luego de un receso, reanudó con la ausencia de Acción Nacional.