Maestros destacados piden a Nuño cambios “a fondo”

“Que no se nos obligue a evaluarnos por miedo a perder el empleo”, pidieron al titular de la SEP; también quieren una verdadera reforma en planes y programas de estudio, así como en libros de texto.
El secretario de Educación recibió a docentes que obtuvieron calificación notable.
El secretario de Educación recibió a docentes que obtuvieron calificación notable. (Omar Franco)

México

Maestros que obtuvieron un resultado destacado o excelente en la evaluación docente 2015, demandaron una transformación educativa de fondo que considere actualización de planes y programas de estudio, además de que no se les obligue a presentar un examen por miedo a perder el empleo.

En un encuentro con profesores en la SEP, el titular de Educación Pública, Aurelio Nuño afirmó que, desafortunadamente, por un grupo de maestros que prefiere protestar y dejar a los niños sin clases, se ha estigmatizado al magisterio, pero advirtió que con el éxito de la evaluación se demuestra que la mayoría de ellos tiene un gran compromiso con alumnos y el país.

“Precisamente, ahorita estamos en la oportunidad con ustedes, quienes le están demostrando a todo México que no le tuvieron miedo a la evaluación, no solo eso, que en México sí tenemos maestros de excelencia”, expresó.

Durante dos horas, el funcionario escuchó las inquietudes de docentes de Puebla, Tlaxcala, Morelos, Hidalgo, Guerrero, Chihuahua, Yucatán y Ciudad de México, quienes insistieron en la necesidad de cambiar la percepción que se tiene del maestro.

 “La invitación es que se haga una valoración general del sistema educativo, planes y programas; un ejemplo, educación primaria, imparto quinto grado, geografía, el programa 2011 maneja geografía universal, el libro de 1993 maneja geografía de México, entonces a esas situaciones nos enfrentamos.

“Sí, queremos el cambio y lo necesitamos, pero queremos una verdadera reforma educativa, en planes y programas, en libros de texto”, indicó Wendy Mendoza, maestra destacada.

Los profesores que obtuvieron más de mil 400 puntos en la evaluación también reclamaron las fallas en la logística, la presión de realizarlo en ocho horas seguidas y la seguridad excesiva en la sedes.

“No habemos maestros de primera, de segunda ni de tercera, nos ha costado mucho prepararnos, las circunstancias y los resultados, a algunos nos favorecieron, a otros no”, expresó Lucero Navarrete, maestra de primaria en Delicias, Chihuahua.