Maduro critica visita de Felipe Calderón a Venezuela

El presidente de Venezuela dijo que el ex mandatario de México, al igual que los de Colombia y Chile viajan a Caracas para apoyar un golpe de Estado, en alusión a un foro de la oposición.
Nicolás Maduro durante un mitin en Caracas para conmemorar el aniversario del fin del régimen de Marcos Pérez Jiménez.
Nicolás Maduro durante un mitin en Caracas para conmemorar el aniversario del fin del régimen de Marcos Pérez Jiménez. (Reuters)

Caracas

El presidente venezolano Nicolás Maduro criticó la visita al país de ex presidentes de Colombia, México y Chile, que dijo vienen a Venezuela a respaldar un golpe de Estado derechista.

Fue una referencia a los ex mandatarios Andrés Pastrana, de Colombia; Felipe Calderón, de México, y Sebastián Piñera, de Chile, invitados a participar el lunes en un foro organizado por la ex congresista opositora María Corina Machado y el partido Voluntad Popular. Además, los tres tienen previsto visitar en la prisión al líder opositor Leopoldo López este fin de semana.

"Que sepan los pueblos de Mexico, de Chile y Colombia que estos tres ex presidentes lo están pagando con dinero del narcotráfico, primero; y en segundo lugar, viene apoyar un golpe de estado", dijo Maduro, durante un discurso que ofreció en una multitudinaria concentración del oficialismo en el centro de la capital. No presentó pruebas sobre los supuestos planes de golpe de estado.

"Desde ya le damos la bienvenida, y desde ya el pueblo de Venezuela los repudia, los rechaza", dijo el gobernante que calificó a Pastrana, Calderón y Piñera de "ex presidentes de la derecha" y de integrar lo que llamó "club de ex presidentes vagos".

Afirmó que si en Venezuela llegaran a ocurrir "eventos graves de un golpe de estado", los tres ex presidentes quedarían "manchados de sangre" por apoyar a los grupos opositores locales.

Al referirse a Calderón, dijo que "el propio pueblo de México lo repudia". "Presidente vinculado a grupos mafiosos de narcotraficantes, de asesinos de la ultraderecha mexicana", sostuvo.

El mandatario anunció que pedirá al diputado oficialista Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, que abra una investigación sobre los planes de golpe de estado.

"Si creen que con este tipo de amenazas, de agresiones van a callar a la comunidad internacional que hoy eleva su voz y nos acompaña creo que en las próximas horas tendrán la respuesta", dijo la ex congresista Machado a la AP en entrevista telefónica al rechazar los comentarios del mandatario contra Pastrana, Calderón y Piñera, y expresó que los ex presidentes "están sufriendo hoy en su propia carne, en su propio caso, en su propio honor, la humillación que sufrimos todos los venezolanos".

Afirmó que Maduro "le teme, le tiene terror a que los ex presidentes comprueben de primera mano cual es la situación real, la situación que vivimos los venezolanos por las colas, la escasez, el caos de la salud, la violencia y la impunidad desbordada, la represión, la censura", agregó.

Varios miles de empleados públicos, seguidores del gobierno y milicianos recorrieron el viernes varias vías del oeste de la capital como parte de la denominada "marcha de los invictos" que culminó con una concentración en el centro capitalino. El oficialismo convocó a la marcha para festejar el establecimiento de la democracia en Venezuela desde 1958 tras la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez.

La coalición oposición, que en los años anteriores había utilizado la celebración del 23 de enero para convocar a las calles a protestar contra el gobierno, realizó en la jornada un pequeño acto político en la barriada capitalina de Petare, al este de la ciudad, en el que diferentes líderes ratificaron el compromiso de unidad dejando a un lado las fuertes divergencias que pusieron en riesgo la alianza.

El secretario Ejecutivo de la llamada Mesa de la Unidad, Jesús "Chuo" Torrealba, anunció que la oposición saldrá el sábado a marchar en Caracas y otras ciudades en la denominada "marcha de las ollas vacías". "Mañana (sábado) estamos convocando al país...a expresar su indignación, pero también a expresar el compromiso a construir la esperanza contra el hambre y por el cambio".

Venezuela enfrenta una crisis económica con una desbordada inflación que sobrepasó el año pasado 64 por ciento, la mayor tasa de la región; severos problemas de escasez de alimentos y otros productos básicos; y una recesión económica del 2.8 por ciento.