Rosas Aispuro se solidariza con Luis Fernando Salazar

El gobernador de Durango señaló que el Senador con licencia es su amigo y lo apoya en el conflicto del PAN sobre a la designación de la candidatura al Gobierno de Coahuila.
Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro.
Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, se solidarizó con Luis Fernando Salazar en el conflicto que al interior del PAN se ha desatado en torno a la designación de la candidatura al Gobierno de Coahuila.

Recordó que fue su compañero en el Senado y por ese lazo de amistad se sumó en su momento a sus aspiraciones político - electorales.

El Senador con licencia acusó al dirigente nacional de Acción Nacional, Ricardo Anaya de traidor y de formar parte de la mafia en el poder.

Sin embargo, dijo que es un asunto que deberá resolver el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, en busca de mantener la unidad.

"Soy respetuoso del proceso interno pero soy amigo de Luis Fernando Salazar y me solidarizó con él, pues como seres humanos debemos ser solidarios con quienes tenemos una relación y amistad en este caso en el Senado".

Cuestionado sobre si este conflicto interno por la nominación de otro panista como Guillermo Anaya Llamas, esfuma la posbilidad de que en Coahuila se alcance la alternancia, el gobernador de Durango expuso que eso será un tema en el que deberá trabajar mucho su partido.

En su cuenta de Facebook, el Senador con licencia Luis Fernando Salazar Fernández, acusó al dirigente nacional de Acción Nacional, Ricardo Anaya de traidor y de formar parte de la mafia en el poder.

Lamentó que su partido se haya convertido en un juego de apuestas en la nominación de las candidaturas, en reproche por el método de selección que no le favoreció en la candidatura al Gobierno de Coahuila.

El mandatario duranguense dijo que por principio humano se solidariza con el Senador con licencia por Coahuila, sin que ello se entienda como un distanciamiento o enemistad con Guillermo Anaya.


dcr