• Regístrate
Estás leyendo: Los momentos del tercer debate
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 03:03 Hoy

Los momentos del tercer debate

Algunos invitados especiales hicieron esfuerzos por no dormirse durante el desarrollo del ejercicio de anoche
Publicidad
Publicidad

Las visitas

No hubo manera de apreciar con detalle a todos los invitados al debate en Lagos de Moreno, pero a quienes vimos todo el tiempo por haber sido colocados en primera fila, y justo donde estaban las moderadoras, fue a la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, y al dirigente estatal del PRI, Ramiro Hernández. Fue Yeidckol Polevnsky, sin embargo, quien robó cámaras, pues durante las dos horas del debate se le vio hurgando en su bolsa; asintiendo o negando con la cabeza; abanicándose con fuerza y, por un ratito, haciendo esfuerzos (por no decir bizcos) para no dormirse frente a las cámaras

Papelito ¿habla?

Como se ha vuelto una costumbre en cualquier debate desde hace algunos años, los candidatos de los diferentes partidos o frentes mostraron durante sus intervenciones diferentes impresos con gráficas, cifras o frases. Lo que no han aprendido los candidatos es que prácticamente ninguno era legible ante las cámaras, pues las letras son pequeñas, o el brillo impedía ver con claridad los datos.

Además, la candidata de Nueva Alianza no dejaba de moverse con los papeles que mostraba, poniendo a sudar al director de cámaras del debate, mientras que el panista Miguel Ángel Martínez llevó sus impresos en bond, por lo que se doblaban.

Otra vez... 

Por tercera ocasión consecutiva, un candidato anunció que presentará una denuncia penal contra uno de sus rivales. En el primer debate fue Enrique Alfaro quien sacó una USB para anunciar que con la información que tenía, procedería penalmente contra el morenista Carlos Lomelí. En el segundo debate fue Lomelí quien sacó un disco duro, y anunció que denunciaría penalmente al emecista Enrique

Alfaro. Pues bien; ayer tocó turno al panista Miguel Ángel Martínez, quien mostró un documento al tiempo que decía que “no con ruteador, no con USB”, denunciaría a Carlos Lomelí por corrupción en la venta de medicinas a sobreprecio.

Único, de izquierda

El abanderado del Sol Azteca para gobernar Jalisco utilizó su minuto de conclusiones para resaltar su trayectoria de más de 40 años como militante de la izquierda, lo que dijo orgulloso, lo convierte en el “único candidato de izquierda en este estado”.

“Ya fracasaron”

Durante su minuto de conclusiones, Miguel Ángel Martínez, el candidato del Acción Nacional, pidió a los ciudadanos no solo apoyarlo a él, sino también al candidato a nivel nacional. “Las autoridades actuales ya fracasaron, por eso te pido tu voto”.

Por los suelos

Mientras Salvador Cosío hablaba en el tercer bloque del debate, la cámara permitió ver que a la candidata de Nueva Alianza, Martha Rosa Araiza, se le cayeron al piso documentos que estaba ordenando. Cuando se levantó para recogerlos (mientras Cosío hablaba), se pudo ver que el panista Martínez Espinoza hizo el intento de ayudarla, pero regresó a su lugar, aparentemente porque alguien ya lo hacía. Como la cámara cambió de plano ya no se pudo ver quién ayudó a la panalista (si es que alguien lo hizo), aunque el otro candidato que estaba junto a ella era el perredista Carlos Orozco, quien tal vez fue el caballero que la ayudó.

La cajita

Como fue recurrente en los tres debates, al morenista Carlos Lomelí lo volvieron a atacar sus rivales con el tema de las medicinas vendidas a sobreprecio al Sector Salud estatal.

La primera fue la candidata de Nueva Alianza, Martha Rosa Araiza, quien mientras le criticaba entregó al doctor Lomelí una caja que simulaba ser de medicina, con la leyenda Omeprazol X 10, para decir que las vendía a diez veces más de su precio normal. Casi al final del debate, el candidato de Morena dijo que toda la campaña lo han atacado con lo que consideró acusaciones injustas, y bromeó al decir que sólo falta que saquen a tema “el submarino ruso con medicamentos que voy a estar esperando en Puerto Vallarta”.

Con encuesta en mano

Enrique Alfaro cerró con una papeleta en mano, en la que mostraba una encuesta que le da una ventaja de más de 30 puntos sobre el candidato que ocupa el segundo lugar en cuanto a preferencia electoral para gobernar la entidad. “Estamos muy cerca de hacer historia. El 1 de julio vamos a poder terminar un camino que iniciamos hace seis años, para demostrar que se puede derrotar a los partidos poderosos, que podemos luchar contra el sistema de corrupción e impunidad que ha tenido secuestrado a Jalisco durante tantos años”, dijo.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.