AMLO no podrá ganar solo en 2018: Jesús Ortega

El dirigente de Nueva Izquierda dijo que el PRD privilegiará una alianza con las izquierdas, pero no le ve posibilidades con personas que quieran ganar y gobernar solos.
Jesús Ortega, coordinador nacional de Nueva Izquierda.
Jesús Ortega, coordinador nacional de Nueva Izquierda. (Milenio )

Ciudad de México

El coordinador nacional de Nueva Izquierda, Jesús Ortega, dijo que con los resultados de estas elecciones se demostró que Andrés Manuel López Obrador no podrá ganar solo las elecciones de 2018 ya que de los 15 millones de votos que obtuvo en su candidatura presidencial de 2012, esta vez solo obtuvo 3 millones con Morena.   

En entrevista con Carlos Puig para Milenio Televisión, Ortega comentó que para 2018 el PRD privilegiará una alianza con las izquierdas, pero que si hay un hombre que quiere ganar y gobernar solo, refiriéndose a López Obrador, no hay posibilidad de hacer alianzas.

“Hay que privilegiar la alianza con las izquierdas, para hacerla necesitamos de personas que quieran esa alianza, pero si hay un personaje que dice que él solo va, no solo a ganar, que ya se demostró que no puede solo, sino a gobernar solo y su alma, entonces no hay posibilidad de hacer alianzas”, dijo.  

Agregó que en estas elecciones hubo una crítica al conjunto de sistemas políticos así como un voto de castigo para todos los partidos y que todos perdieron, incluyendo López Obrador con Morena.

“Si esta elección fuera plebiscitaria para Peña Nieto, perdió; si fuera plebiscitaria para los dirigentes de Acción Nacional también perdieron; pero Andrés Manuel también estaba sujeto a plebiscito, porque Morena era López Obrador y sacó 3 millones de votos, en 2000 13 millones y en 2015 15 millones. Él lo ha dicho, que lo importante es la persona y no los partidos, si fuese cierto le fue terriblemente mal en esta elección”, dijo. 

“Si los 15 millones de votos fueron de Andrés Manuel en 2012 ¿dónde quedaron ahora los 12 millones?”.

En cuanto al resultado del PRD dijo que “no fue lo que esperábamos, no cumple con las expectativas que teníamos, obtuvimos el 11 por ciento, esperábamos un 13 por ciento”.

“La percepción está magnificada, en el DF por ejemplo nos fue mal, no obtuvimos el número de votos y delegaciones que hubiéramos querido y que pensábamos obtener, ahí tuvimos en primer lugar un voto de castigo por un desgaste en el gobierno durante 18 años, por malas administraciones delegacionales, por errores, omisiones, tolerancia en el gobierno central como en los gobiernos delegacionales”, señaló.

Aunque destacó que obtuvieron el triunfo en 6 delegaciones donde viven más de 6 millones de habitantes, dijo que perdieron 5 con Morena dos con el PRI y una con el PAN donde viven tres millones de habitantes.

“No es cierto que un solo partido vaya a tener el control de la Asamblea Legislativa, se pulverizó el voto en el Distrito Federal. La Asamblea va a democratizar sus decisiones. Seamos más autocríticos y no gobernemos con visiones absolutistas, tener el 52 o 60 por ciento de los votos genera malas tentaciones, tentaciones de gobernar de manera absoluta”, dijo. 

Sobre las candidaturas de María Rojo y Marcelo Ebrard dijo que Rojo hubiera sido una competidora con mayores posibilidades de ganar contundentemente la delegación Miguel Hidalgo, no fue ella porque tienes que enfrentar fuerzas concretas en los órganos decisorios del partido. 

Sobre Ebrard explicó que hubo una votación en el consejo, donde tenían la duda si él era un activo o un pasivo, tomando en cuenta el tema de la Línea 12, postular a un candidato que reflejaba dudas a la ciudadanía no se convertía en activo.  

“No tuvimos en muchas ocasiones a los mejores candidatos, en otros sí. Los candidatos de nueva izquierda no fueron la mayoría”, comentó.

En cuanto al Pacto por México señaló que no ha sido visto con resultados porque el Presidente y sus secretarios en realidad no lo han aplicado.

“2018 podría ser la última llamada para nosotros, la gente nos dijo terminen con la esquizofrenia y con la ambigüedad. Convertir al PRD sin espacio para duda en un partido social demócrata a la mexicana, no un populismo del nacionalismo revolucionario”.

Ortega señaló que no están dispuestos a acabar con la pluralidad en el partido pero “el PRD debe ser un partido unido en su diversidad y desechar ser una agencia de colocaciones”.

Para ello realizarán un programa claro, una reforma interna y un programa que aclare que le proponen a la gente.

Este jueves y viernes la entrevista a las 21:30 horas por Milenio Televisión