Llama Senado a rechazar voto del miedo

Los senadores Miguel Barbosa y Emilio Gamboa xoincidieron en que recuperar la paz requiere de toda la sociedad y el voto permite elegir a los representantes que harán frente a la inseguridad.
Ernesto Cordero, Miguel Barbosa y Emilio Gamboa, ayer en el Senado.
Miguel Barbosa y Emilio Gamboa hicieron un llamado al voto para combatir inseguridad. (Javier Ríos)

Ciudad de México

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa, llamó a sufragar el próximo 7 de julio para rechazar el voto del miedo, al advertir que diversas opiniones y estudios indican que puede presentarse un elevado abstencionismo "y más de la mitad de la lista nominal, integrada por 82 millones de electores, no acudan a las urnas por diversos motivos".

En tanto, el priista y presidente de la Junta de Coordinación Política, Emilio Gamboa, dijo que recuperar la paz y la tranquilidad en las regiones donde hay violencia requiere de toda la sociedad y por ello es necesario dejar atrás la óptica de que la seguridad es un asunto de militares y policía.

"El Gobierno de la República continuará haciendo valer el Estado de derecho en todo el país y se recuperarán las regiones en las que hoy se registra un grado de violencia importante", afirmó.

Barbosa Huerta manifestó que el mejor antídoto contra la violencia es el voto, porque a través de éste los ciudadanos expresan su convicción de decidir sobre los asuntos públicos, "por eso todos debemos acudir a las urnas el próximo 7 de junio y elegir a nuestros representantes federales y locales".

El también coordinador del PRD consideró que a pesar del miedo que puede suscitarse por las acciones del crimen organizado, el voto permite elegir a los representantes populares que legislarán para hacer frente a temas diversos, entre ellos el de la inseguridad.

"Resulta previsible que en una elección intermedia la participación disminuya, sin embargo y por la situación del país, deben incrementarse los llamados a votar. El INE, las organizaciones de la sociedad, las instituciones y poderes públicos y, por supuesto, los partidos debemos convocar a votar", aseguró.

A su vez, tras los hechos de violencia ocurridos la semana pasada en Jalisco donde murieron seis militares, Gamboa Patrón expresó el cierre de filas de su bancada con las fuerzas armadas.

"Los priistas en el Senado ratificamos nuestra disposición de seguir legislando, a fin de generar mejores condiciones en materia de seguridad para las familias mexicanas, al tiempo que reiteramos nuestro respaldo irrestricto a las Fuerzas Armadas y agrupaciones de policías que todos los días cumplen con su labor de salvaguardar a la población".

En un comunicado, el legislador dijo que la recuperación de espacios y zonas que estaban en manos de la delincuencia, así como la neutralización de 93 de los 122 objetivos relevantes de la delincuencia organizada, "son señales inequívocas del paso firme que se está dando hacia la paz y tranquilidad que caracterizó a nuestro país durante décadas".

Hizo notar que los senadores del PRI están convencidos de que una nación "que está dando pasos importantes para su desarrollo, no puede permitir, bajo ninguna circunstancia, que alguien pretenda estar por encima de las instituciones del Estado mexicano".

El coordinador del partido en el gobierno manifestó que "sin duda alguna", el Gobierno de la República continuará haciendo valer el Estado de derecho en todo el país, y se recuperarán las regiones en las que hoy se registra un grado de violencia importante, tal como ha sucedido en Ciudad Juárez y Monterrey, por citar algunos ejemplos.

"Para ello, los senadores del PRI consideramos fundamental dejar atrás la óptica de que la seguridad es un asunto de militares y policías, sino que implica el involucramiento de toda la sociedad para poder combatir el fenómeno de la inseguridad desde distintos ángulos", reiteró.

Puntualizó que en el Senado, el PRI seguirá legislando para crear más y mejores condiciones para la salud, educación y el combate a la pobreza, porque esa es la mejor manera de alejar a nuestros jóvenes de las tentaciones de la delincuencia organizada y a la delincuencia de nuestras familias