No hay daños estructurales en L12: ICA

Al comparecer ante la ALDF, representantes del consorcio constructor de la Línea Dorada aseguraron que nunca hubo ni hay un riego de descarrilamiento.
ICA presentó un informe sobre el trabajo que realizo en la Línea 12
ICA presentó un informe sobre el trabajo que realizo en la Línea 12 (Especial)

Ciudad de México

Representantes del consorcio constructor de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, integrado por las empresas ICA, Carso y Alstom, negaron que haya daños estructurales en la obra y coincidieron en que  el problema se debe a la incompatibilidad de los rieles con las ruedas, ya que se cambiaron los trenes que en principio se tenían considerados.

 “Reiteramos que manejar el término de fallas estructurales es un error, porque da la impresión a la población de que hubiera la posibilidad de que las estaciones vayan a colapsar, de que el viaducto elevado se vaya a caer; eso no es así, sí hay un problema de compatibilidad entre la vía y los trenes, eso es lo que hay que resolver pero nunca hubo ni hay un riesgo de descarrilamiento”, señaló Gabriel Ibarra, vocero del Consorcio.

Comparecieron ante la Comisión Especial Investigadora de las fallas en la también llamada Línea Dorada de ese medio de transporte, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, cuatro representantes de las empresas que conforman el consorcio constructor: Ricardo Moscoso, Gabriel Ibarra, Miguel Ángel Ramírez y Rodelmar Ocampo.

Afirmaron que los problemas de “desgaste ondulatorio acelerado” que ahora presenta la también llamada Línea Dorada se deben al cambio de los trenes que en un principio se tenían contemplados.

Ibarra dijo que las empresas a las que representa fueron informadas muy tarde del cambio de trenes, “ya muy avanzado el proceso de la construcción de vías conocimos el tipo de tren en el que iba a operar; lo que nosotros detectamos fue un desgaste en las vías, el llamado desgaste ondulatorio acelerado, pero hace falta encontrar el problema de raíz”, indicó.  

El vocero aseguró que no se tiene que modificar el trazo de la vía en ningún punto ni siquiera en las dos curvas prolongadas, “esas dos curvas tienen un trazo perfectamente válido a nivel de las definiciones de diseño que se toman en el mundo, no tiene nada de extraño, lo que hay que ver es si los bogies (pares de ruedas), como el tren en su conjunto, se inscriben correctamente en esas vías, hay que revisar el perfil de la rueda, tenemos la opinión de un experto que dice que el perfil no es el correcto”, enfatizó.

Adelantó que el consorcio ya solicitó una máquina perfiladora que pueda resolver el problema.

“Nosotros lo que hemos dicho es que hemos hecho los trámites para traer esta máquina perfiladora cuanto antes, veremos después los temas económicos, lo que queremos es ir a la solución del problema, restablecer cuanto antes la operación de la línea y después ver el tema económico”, enfatizó.

En tanto, Miguel Ángel Ramírez, representante de ICA, indicó que durante el tiempo que duró la construcción de la Línea 12 se instalaron 24 mesas especializadas en el tema de seguridad con el Proyecto Metro.

Sesionaron “5 mil veces” y nunca recibieron ninguna observación y coincidió en que el problema es la incompatibilidad del tren con los rieles.

"En 2008 los datos de entrada que recibió el consorcio era un tren de un tipo, en donde se estimaba que era de ocho carros, de 151 metros de largo, actualmente es de 140, tiene menos ruedas pero carga más peso en el eje, es por eso que se causó el desgaste ondulatorio acelerado", señaló Roldemar Ocampo, representante de Alstom.

Aclaró que el desgaste  es un problema normal en todas las vías férreas del mundo, pero, dijo: "Se acentúa y es más notorio en las curvas, entre más cerrada es una curva más es el desgaste".

Añadió que la Línea 12 es una de las pocas líneas férreas en el mundo que contiene curvas, en su mayoría son rectas y el deterioro se presenta en las curvas menores a 300 metros de radio.

Indicó que en la Línea 12 existen 22 de ida y vuelta en la zona elevada y en el tramo subterráneo siete menores a este promedio.

Los representantes del consorcio ofrecieron un paquete de propuestas para solucionar el problema en ellas:

Rotar con la frecuencia adecuada los trenes a fin de lograr un desgaste homogéneo de las ruedas; contratar a la brevedad el servicio de mantenimiento para los sistemas ferroviarios y electromecánicos, y realizar el estudio de compatibilidad de la suspensión, sistema de acoplamiento de carros y acoplamiento de carros y bogie-riel e implementar las acciones que del mismo se deriven.