Leyes de telecom se apegarán a la Constitución: Gamboa

El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, aseguró que en la legislación de leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones no habrá privilegios para nadie.
Emilio Gamboa Patrón
Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI en el Senado. (Notimex)

Ciudad de México

Tras la polémica generada por la preponderancia, tema central de la reforma de telecomunicaciones, el PRI en el Senado aseguró que no habrá privilegios para nadie y la legislación secundaria se apegará a la Constitución.

Subrayó que la ley secundaria se apegará a la Carta Magna para atender a las demandas de los sectores de las telecomunicaciones, la radio y la televisión.

"La legislación secundaria en materia de telecomunicaciones estará apegada a la reforma constitucional, sin perder de vista lo fundamental: la libertad de expresión, a la información y el conocimiento", estableció el coordinador del PRI, Emilio Gamboa, al presumir que la reforma, que se pretende discutir esta semana, saldrá "con un gran consenso".

De acuerdo al legislador, el Senado ha sido sensible a las demandas de la ciudadanía, eliminando las disposiciones que despertaron preocupación en diversos sectores de la sociedad.

"Y atenderá inquietudes de la sociedad civil como lo es el acceso a Internet y a la banda ancha, al tiempo de generar mejores tarifas y calidad de servicios en beneficio de los consumidores", dijo.

Confirmó que en los próximos días las comisiones encargadas trabajarán en el proyecto de dictamen que habrá de someterse a discusión y aprobación del pleno.

"Como ocurrió con la reforma constitucional, que fue aprobada por una mayoría plural de 112 votos, confiamos en que las leyes secundarias serán avaladas con un gran consenso, porque se trata de una reforma profunda en la que fortaleceremos al Instituto Federal de Telecomunicaciones, como autoridad en la materia, y a los tribunales especializados, lo cual dará certidumbre jurídica a la inversión productiva en el país", explicó.

Gamboa patrón sostuvo que la reforma constitucional aprobada en 2013 requiere reglamentarse a la brevedad para que sus beneficios lleguen a los bolsillos y la vida cotidiana de los mexicanos, "sin privilegios para nadie, en igualdad de condiciones y generar así una competencia transparente y legítima".

Por ello dijo que el PRI en el Senado seguirá abierto al diálogo con las demás fuerzas políticas, para que esta legislación secundaria sea el reflejo de las necesidades de ambos sectores y responda a las demandas de la ciudadanía que exige crecimiento económico y bienestar.