A tiros les vamos a revertir la reforma energética: perredista

El senador Fernando Mayans acusó que los legisladores priistas y panistas llevan al país en la dirección equivocada.

Ciudad de México

“A lo mejor a tiros les vamos a revertir la reforma energética”, arguyó el perredista Fernando Mayans en el tercer día de la reforma energética en el Senado, al rechazar el dictamen que tiene que ver con la Ley de la Industria Eléctrica.

En tribuna, priistas y pevemistas han defendido que la reforma bajará el costo de la energía eléctrica, aunque sin decir cuánto o cuando. David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, reconoció que se eliminarán los subsidios en el cobro de la luz, pero recordó que los habrá de manera focalizada.

Durante la discusión en lo general de este dictamen, Penchyna explicó: “subsidios focalizado es lo que queremos, para que no haya subsidio a los ricos, los haya a los pobres, porque la industria energética sí está en crisis, está quebrada, totalmente quebrada; qué mejor quiebra, de que los mexicanos estén pagando 40 por ciento en promedio más en el sector industrial o 35 en el sector doméstico, y luego le pedimos a nuestros empresarios que sean eficientes”.

Refirió que el año pasado la Comisión Federal de Electricidad requirió de más de 85 mil millones de pesos de subsidios, equivalentes a más de 700 pesos por cada mexicano. “Esto debe cambiar”, señaló.

El argumento fue rechazado una y otra vez por la izquierda, pero Mayans fue de los más duros al calificar a los priistas y panistas como un “Congreso de borregos”.

Acusó que llevan al país en la dirección equivocada y no se dan cuenta “o se hacen tontos (…) no hay duda, se nota, se siente, se huele que los premios domestican”.

“Ustedes quieren hacer víctimas al pueblo de México y no se los vamos a permitir por ninguna razón.  Dijo un líder de los trabajadores de México y decía: “a tiros llegamos y a tiros nos van a sacar”, pues a lo mejor a tiros les vamos a revertir la reforma energética”, dijo el senador del PRD arrancando unos cuantos aplausos de sus compañeros.

Roberto Gil, respondió las advertencias, al afirmar que el debate en el Congreso debe estar encendido, “pero si está lleno de adjetivos, está apagado de razones”.

El panista dijo que le llamó la atención que Alejandro Encinas fue de los que no aplaudieron “la tarascada” de Mayans, que, consideró, debería ser retirada del diario de los debates porque daña al Senado; y que por eso buscaría debatir con él, pues lo calificó como “un demócrata convencido”.