PRD pide que leyes energéticas sancionen actos de corrupción

El diputado Alonso Raya advirtió que los dictámenes aprobados el Senado evidencian una gran laxitud frente a la tentativa de prácticas fraudulentas al interior de Pemex y la CFE.
 Miguel Alonso Raya, vicecoordinador de la bancada perredista en San Lázaro.
Miguel Alonso Raya, vicecoordinador de la bancada perredista en San Lázaro. (Fernando Damián )

Ciudad de México

La fracción del PRD en la Cámara de Diputados llamó al resto de los grupos parlamentarios a establecer dentro de las leyes secundarias en materia energética un apartado de sanciones ejemplares para inhibir y castigar los actos de corrupción.

En representación de su bancada, el vicecoordinador perredista Miguel Alonso Raya advirtió que los dictámenes aprobados en comisiones del Senado evidencian una gran laxitud frente a la tentativa de prácticas discrecionales y fraudulentas al interior de Pemex y la CFE.

Como ejemplo de ello citó las disposiciones que exoneran de cualquier sanción al personal que cometa una falta solo una vez al año o corrija de inmediato, así como a los trabajadores que “de buena fe” causen perjuicios a las empresas públicas.

Alonso sostuvo por ello que “en tanto no se definan mecanismos eficaces para combatir el manejo irregular de los recursos públicos y la opacidad, y no se establezcan sanciones ejemplares para los funcionarios, será muy difícil erradicar la corrupción”.

El perredista convocó así a los legisladores a reflexionar sobre la necesidad de incorporar a las leyes secundarias sanciones a servidores públicos involucrados en actos fraudulentos, uso de información privilegiada o cualquier otra acción que cause un daño patrimonial a las empresas productivas del Estado, subsidiarias o filiales.

Propuso igualmente imponer restricciones para evitar que altos funcionarios de la administración pública intervengan en los nombramientos de los titulares de áreas estratégicas en Pemex y la CFE para beneficiar desde ahí a sus familiares, amigos, conocidos o ex socios de empresas contratistas, como Oceanografía y OHL.

El también perredista José Luis Muñoz Soria, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, demandó la renuncia inmediata de funcionarios de Pemex ligados a empresas privadas del sector energético señaladas por casos de corrupción, fraude y quiebras.

Remarcó que las auditorías del máximo órgano de fiscalización revelan maniobras para favorecer a las empresas Oceanografía y OHL con la asignación contratos de Pemex a precios muy superiores a los del mercado.

“Lo sospechoso de estas asignaciones es que funcionarios del gobierno federal y de la petrolera, como su director general, Emilio Lozoya; el director de Finanzas, Mario Beauregard; el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y su subsecretario, Fernando Aportela, entre otros, están o estuvieron vinculados a esas empresas”, puntualizó Muñoz Soria.