Para qué servirán las leyes energéticas

Esta semana iniciará la discusión en el Senado para dictaminar las leyes secundarias de la reforma energética, con las cuales se clarificarán las reglas de la participación privada en el sector.
Instalaciones de Pemex. Archivo.
Esta semana iniciará la discusión de las leyes energéticas en comisiones del Senado. (Especial )

Ciudad de México

Las iniciativas de legislación secundaria en materia energética que el Ejecutivo envió al Congreso el 30 de abril pasado constan de 21 leyes, agrupadas en 9 bloques.

La iniciativa presidencial pretende la creación de 9 leyes nuevas y modificaciones en 12.

En el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados discute todo lo relacionado con Hacienda, régimen fiscal y presupuesto; mientras que el Senado discute el resto de la iniciativa.

Con las leyes energéticas se definirán las reglas para la participación de inversión privada en el sector energético y eléctrico mexicanos.

Hidrocarburos

De acuerdo con el sitio de Internet diseñado por la Presidencia, la iniciativa de leyes secundarias en materia energética "define los mecanismos a través de los cuáles el Estado podrá llevar a cabo las actividades de exploración y extracción".

En las leyes se definirán los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos.

Se definirá cómo Pemex y particulares lo podrán hacer de forma individual o en asociación; el modo en que se otorgarán las licitaciones; el arbitraje conforme a las leyes mexicanas; cómo los concesionarios mineros podrán obtener un contrato por el gas que se encuentre en minas de carbón; y el registro de las ganancias para efectos financieros y contables.

Transportación

En las leyes se especificará cómo se otorgarán los permisos para la transportación de hidrocarburos; el expendio al público de gasolinas y diesel; el almacenamiento y distribución; y cómo se regularán las ventas de primera mano cuando no haya competencia efectiva.

Precios de las gasolinas

En las leyes energéticas se definirá un régimen de transición gradual para el expendio al público de combustibles (gasolinas y diesel), en el cual se propone que el precio se siga regulando hasta que la competencia en el mercado pueda definirlo.

Electricidad

En las leyes energéticas se deberá especificar cómo la generación y la comercialización de electricidad quedarán abiertas a la participación de terceros.

Las leyes especificarán las condiciones de competencia y libre concurrencia para todos los generadores de electricidad; cómo se promoverán inversiones en energías limpias y se acelerará el retiro de plantas obsoletas para disminuir los costos de producción; cómo los generadores de electricidad podrán celebrar y vender su energía en el mercado eléctrico mayorista; cómo el Estado mantendrá la exclusividad en generación nuclear; y cómo la CFE competirá en igualdad de circunstancias con inversionistas privados.

Órganos reguladores

En las leyes secundarias de la reforma energética se definirán las características y facultades de los dos órganos reguladores coordinados en materia energética que son: la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Pemex y CFE

En las leyes energéticas se definirán las características para garantizar a Pemex y a CFE la figura de empresas productivas del Estado con la que contarán con autonomía presupuestaria; se sujetarán sólo al balance financiero y al techo de servicios personales; elaborarán sus proyectos de presupuesto de manera autónoma; y su deuda se regirá por lo dispuesto en la Ley General de Deuda Pública.

Fondo Mexicano del Petróleo

En las leyes energéticas se especificará cómo es que los ingresos que el Estado obtenga por las actividades de exploración y extracción servirán para fortalecer las finanzas nacionales, con visión de largo plazo, en beneficio de las generaciones presentes y futuras de mexicanos (como plantea la reforma constitucional).

"Con ese fin se constituirá el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo como un medio de recepción y administración de los recursos derivados de contratos y asignaciones", se precisa en la página de Presidencia sobre la reforma energética.

Transparencia

Las leyes energéticas deben definir cómo se garantizará la transparencia en la asignación de licitación y contratos de exploración y extracción; en las decisiones de los órganos reguladores y en las empresas productivas del Estado.

Se definirán los mecanismos, los procedimiento de contratación a través de licitaciones, que las rondas licitatorias sean públicas y transmitidas en tiempo real, a través de Internet.

Las leyes garantizarán que el fallo de la licitación se lleve a cabo en una sesión pública; que los contratos se publiciten.

También buscará los mecanismos para garantizar transparencia en las contribuciones, contraprestaciones y pagos.

Además de especificar el diseño de un sistema de auditorías externas para supervisar la efectiva recuperación de los costos.

Hacienda pública

Esta parte de las leyes le corresponde exclusivamente a los diputados federales.

En ellas deberá reglamentarse el régimen fiscal de los ingresos que el Estado Mexicano reciba por las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos que se realicen bajo el amparo de asignaciones y contratos.

Se garantizará que Pemex y CFE gocen de autonomía presupuestal; que tengan un ejercicio presupuestal directo, sin autorización de Hacienda; que cuenten con un régimen especial en materia de servicios personales, para autorizar de forma autónoma los tabuladores de remuneraciones, la estructura orgánica y las políticas de recursos humanos, así como la creación, sustitución de plazas y nuevas contrataciones; y que tengan libertad para determinar formas, montos y mercados en que quieran realizar sus operaciones de financiamiento.

Protección al medio ambiente

Las leyes reglamentarán la creación de la Agencia de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente, que será un órgano desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, especializado técnicamente y con autonomía de gestión.

Inversión nacional

En las leyes energéticas se reglamentará la forma en que los inversionistas nacionales tendrán prioridad.

En ellas se definirá cómo en asignaciones y contratos los inversionistas nacionales deberán representar al menos el 25 por ciento del conjunto de las asignaciones y contratos.

Las leyes especificarán las reglas para dar preferencia a inversionistas nacionales cuando ofrezcan condiciones similares (precios, calidad y entrega oportuna) en la adquisición de bienes y contratación de servicios, contratación y capacitación de personal.

Las leyes especificarán las facultades de la Secretaría de Economía para definir la metodología de medición y supervisión del cumplimiento del porcentaje mínimo de inversión y participación nacional en el sector energético.

Uso de tierras

En las leyes secundarias de la reforma energética se precisará cómo es que la exploración y extracción de hidrocarburos tendrán preferencia para el aprovechamiento de la superficie y del subsuelo.

La legislación establecerá el mecanismo (con transparencia, legalidad y equidad) con el que se definirán los términos y las condiciones generales en caso de que se requiera utilizar tierras, para lo cual se establecerá la indemnización respectiva.