Debate energético: qué piden los partidos

La discusión de las leyes secundarias de la reforma energética inició en comisiones del Senado con debates sobre el método de análisis, votación y con temas condicionantes del PAN y el PRD.
El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado; el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna; el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa. En el debate de las leyes energéticas.
El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado; el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna; el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa. En el debate de las leyes energéticas. (Especial)

Ciudad de México

Esta semana las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera iniciaron la discusión de las leyes secundarias de la reforma energética.

En las primeras sesiones se dieron a conocer las posturas de los tres principales partidos (PRI, PAN y PRD) sobre la forma de discusión y análisis y en conferencias de prensa PAN y PRD ya presentaron los temas en los que impulsarán cambios de la iniciativa enviada por el Ejecutivo.

La iniciativa presidencial propone la creación de 9 leyes y modificaciones a 12.

La discusión de las leyes se realiza con dos rondas de posicionamientos en lo general con posturas a favor y en contra alternadas con una duración máxima de diez minutos. Para la discusión en lo particular, los senadores deben presentar sus reservas en bloque y el tiempo para exponerlas es de máximo 15 minutos.

Qué quiere el PRI

El PRI promovió que la discusión fuera del 10 al 23 de junio y el método fuera la discusión en lo general y en lo particular de los cuatro dictámenes que agrupan las 21 leyes secundarias de la reforma energética y después se votarán en bloque.

El PRI está a favor de la iniciativa enviada por el Ejecutivo y no impulsa ningún cambio.

El senador David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, ha promovido las leyes enviadas por la Presidencia.

En foros regionales sobre las leyes energéticas, antes de que iniciara la discusión en comisiones, se manifestó en contra de "las fuerzas políticas que sólo saben decir que no" y consideró que "el Congreso Mexicano no habrá de detenerse en el objetivo de transformar el sector privilegiando el interés nacional".

Para Penchyna "los beneficios de la reforma energética serán de corto plazo, con la llegada de nuevas inversiones, de mediano plazo, con la creación de empleos y el abaratamiento en los costos de producción de activos fundamentales para la industria, como el gas; y de largo plazo, como la recuperación en las reservas de petróleo y la menor dependencia de las finanzas públicas frente a los hidrocarburos. En suma, le vamos a cumplir a la generación de nuestros padres, a ésta y a la generación de nuestros hijos".

Penchyna está a favor de que la legislación secundaria en materia energética garantice un contenido de carácter nacional "para decir que lo que hay en el subsuelo es de los mexicanos, se protege y no violenta la propiedad privada, de ahí que se privilegia la convivencia de los dos derechos. La riqueza energética no sólo debe pertenecer, sino beneficiar a los mexicanos".

Qué quiere el PRD

El PRD está en contra de la iniciativa presidencial de leyes energéticas por considerar que "privilegia la entrega de los hidrocarburos a la iniciativa privada".

En un desplegado el PRD informó que en la discusión defenderán cinco principales puntos.

1.- Evitar que se debilite la CFE y Pemex.

2.- La defensa de comunidades, ejidos y tierras.

3.- Evitar la discrecionalidad de Hacienda sobre los recursos petroleros.

4.- Procedimientos contra la corrupción y a favor de la transparencia.

5.- Fondos para la investigación, desarrollo tecnológico, transición energética y medio ambiente.

Los perredistas también han rechazado la creación del Fondo Mexicano del Petróleo, por considerar que servirá "como caja de pagos para las empresas trasnacionales".

El PRD quiere que se eviten los procesos de extracción de hidrocarburos que puedan dañar al medio ambiente.

Sobre el método de discusión el PRD acusó que se pretendían cometer violaciones a la ley interna del poder legislativo y logró que el tiempo establecido para que cada grupo parlamentario fije su posicionamiento sobre los dictámenes pasara de cinco a diez minutos.

El PRD insiste en que la discusión de las leyes energéticas se transmita en radio y televisión dentro de los tiempos oficiales del Estado.

La Secretaría de Gobernación respondió que no es posible acceder a los tiempos del Estado para la transmisión del debate porque eso sería difundir posiciones político partidarias, que están planteadas en la legislación político-electoral y que deben solicitar a sus dirigencias partidarias que en los tiempos que tiene el INE se haga la difusión.

El senador Alejandro Encinas explicó que "el Senado, la Cámara de Diputados y el Congreso de la Unión, somos órganos del Estado y los tiempos del Estado corresponden también al poder legislativo".

Encinas aseguró a MILENIO que el PRD insistirá en defender sus posiciones sobre el tema y en que sus consideraciones energéticas sean tomas en cuenta.

Sin embargo aclaró que el PRD no dejará el debate "pues levantarnos de la mesa permitiría que sacaran con toda impunidad sin siquiera fijar una posición desde la oposición, vamos a estar aquí debatiendo todos y cada uno de los dictámenes".

Qué quiere el PAN

El Partido Acción Nacional decidió retirarse de la sesión de comisiones y dejar a un solo senador de su partido en representación, por considerar que no está habiendo un "verdadero debate".

El PAN condicionó su apoyo a la iniciativa presidencial a siete temas "irreductibles" presentados en una conferencia de prensa el martes, los cuales negocia por separado con el gobierno y con el PRI.

1.- Demandarán que se otorgue a campesinos, ejidatarios, productores de ganado y otros afectados por la expropiación de tierras para la extracción de hidrocarburos el 1 por ciento de las utilidades que obtengan las empresas a favor de las cuales se expropien sus tierras.

2.- Insistirá en que los consejeros independientes de Pemex participen en la decisión de los proyectos energéticos que emprendan las empresas privadas.

3.- Pedirán que el nombramiento de los consejeros independientes que el presidente Enrique Peña propuso corra a cargo del Ejecutivo, sean ratificados por el Senado.

4.- Demandarán mayor transparencia en los procesos de licitación.

5.- Buscarán que se incluya al sector naviero del país para desarrollar esta industria en forma paralela.

6.- Presentarán la iniciativa de Ley de Transición Energética "para calibrar las asignaciones a Pemex y la administración de los pasivos laborales".

7.- En el caso de los órganos reguladores demandarán que también se le dé vista al Senado para pasar a su ratificación.