Armonizan nueve estados la ley de trata: Rosi Orozco

Señaló que en México se avanza de manera paulatina en la sanción a este delito; el DF cuenta ya con 58 sentencias emitidas, Puebla con 24, Tlaxcala con 8, Baja California con 7 y Yucatán con una.
Tomada de Twitter / @CEADDE
Tomada de Twitter / @CEADDE

Ciudad de México

La presidenta de la organización Unidos contra la Trata, Rosi Orozco, afirmó que nueve estados han armonizado la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Trata de Personas, lo que representa un importante avance para combatir este flagelo de la sociedad.

Son “cada día más, las autoridades comprometidas” con este tema, indicó durante el Foro: “Armonización del Sistema Penal Acusatorio con los Derechos Humanos, con énfasis de vida, Libertad e Integridad”.

Consideró que las víctimas que están siendo explotadas de forma laboral o sexual, o son vendidas como objetos, “están muertas en vida”.

La ex diputada federal panista, recordó que la reforma al Proceso Penal Acusatorio de 2008 contempla ocho años para su implementación.

Añadió que en México se avanza de manera paulatina en la sanción a este delito, y el Distrito Federal cuenta ya con 58 sentencias emitidas, Puebla con 24, Tlaxcala con 8, Baja California con 7 y Yucatán con una.

Hasta el momento sólo Baja California, Distrito Federal y Estado de México proporcionan atención completa a las víctimas que han sufrido este tipo de delitos, explicó Rosi Orozco.

Durante el evento, se les otorgaron distinciones a procuradores de justicia de varios estados que han emprendido acciones en contra de la trata de personas, de acuerdo con los tres ejes establecidos por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD): prevención, protección y atención a víctimas.

Antonio Luigui Mazzitelli, representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) expresó que México tiene una de las leyes más avanzadas de toda América Latina en materia de trata de personas, aprobada en el 2012.

Agregó que los sobrevivientes de trata tienen un doble valor para la sociedad, por un lado el humano, ya que son personas que han vivido una “experiencia fuera de lo que nosotros podemos comprender y que merece todo el apoyo por parte de un Estado, que quiere respetar y promover los derechos humanos, la legalidad y la justicia”

“Y por eso se necesita proteger a la víctima aún más, protegerla durante toda la fase investigativa, de proceso y por qué no después, porque desafortunadamente el crimen de trata, es un crimen organizado… la nueva ley no puede poner en peligro la vida y la cooperación de los sobrevivientes”, enfatizó.