¿La nueva ley del agua es privatizadora?

La discusión de la Ley General de Aguas se pospuso debido a las posiciones a favor y en contra del dictamen que se pretendía aprobar. Conoce las opiniones de los diputados al respecto.

Ciudad de México

El dictamen de la Ley General de Aguas, cuya votación se pospuso en la Cámara de Diputados, ha generado opiniones encontradas sobre sus objetivos.

Legisladores del PRD y Morena consideran que la ley permitirá la privatización del agua; mientras que legisladores del PRI y PAN argumentan lo contrario y aseguran que con la ley se busca garantizar el derecho al agua a todos los mexicanos.

Los detractores de la ley del agua

La diputada perredista María del Socorro Ceseñas explica que en los artículos 80 y 81 de la Ley General de Aguas que se pretendía aprobar dice que estará permitida la "participación social y privada en todo lo que tenga que ver con proveer el agua a la población", lo cual considera que significa la privatización del servicio.

La perredista criticó que en la redacción de este artículo se incorporó la participación del sector privado en la prestación del servicio de agua y que no se incluyó contar con el consentimiento de la sociedad civil "cuando se afecten los territorios, tierras o derechos humanos de las diversas comunidades y pueblos indígenas".

También criticó que en el artículo 10 se contempla garantizar un mínimo de 50 litros diarios de agua por habitante, cuando para la Organización Mundial de la Salud el mínimo debe ser de 100 litros por persona.

La perredista dijo que además en la Ley General de Aguas no se contemplan las propuestas de la sociedad civil que están por la defensa del agua.

"En su totalidad, la Ley General de Aguas contraviene el artículo 4 constitucional, lo cual nos motiva y nos da la facultad de poder ingresar una controversia constitucional, para la cual empezaremos a levantar las firmas correspondientes de diputadas y diputados para ingresarla en la Suprema Corte de Justicia de la Nación porque es inconstitucional", dijo.

Los perredistas piden:

-Que se analice la propuesta de la iniciativa ciudadana que está firmada por más de 50 legisladores y legisladores.

-Que haya un debate público nacional en el que intervengan: usuarios, académicos, investigadores, legisladores, representantes del gobierno federal, estatal y municipal

-Que se informe a la ciudadanía de la posición en contra de la privatización del agua.

Los defensores de la ley del agua

Los priistas niegan que la Ley General de Aguas incluya algún término para su privatización.

"No es ningún intento de privatización, lo que pasa es que el PRD anda de campaña en el Distrito Federal y están satanizando todas las buenas iniciativas", dijo el priista Kamel Athie Flores, presidente de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento en la Cámara de Diputados, en entrevista con Milenio Televisión.

Explicó que la participación de la iniciativa privada en algunos proyectos y obras para abastecer de agua se permite desde hace muchos años en las leyes mexicanas y no es exclusiva de la nueva Ley General de Aguas.

Explicó que la cantidad mínima diaria de agua por persona que se establece en la ley, es referente a los 9 millones de mexicanos actualmente no cuentan con el servicio.

"La ley lo que hace es garantizar el acceso al agua como un derecho humano, dando una dotación mínima por habitante y, aclaro, de los 9 millones de personas que no tienen agua, los actuales usuarios, que son 111 millones de méxicanos, se les da certeza de que no les vaya a faltar agua en los próximos años", dijo.

Negó que no se estén contemplado las opiniones de la sociedad civil. Dijo que esta ley tiene cerca de dos años conformándose y en las comisiones dictaminadoras se realizaron foros en los que participaron organizaciones civiles y expertos e incluso se recabaron opiniones en diferentes estados de la República.