Ni pagos de Ficrea ni nueva Ciudad de México: los pendientes legislativos

El periodo ordinario de sesiones concluyó sin que el Senado aprobara la llamada ley Ficrea, ni los diputados la reforma política del DF.
El pleno aprobó el proyecto de reformas constitucionales para otorgar a los gobernadores y al jefe de gobierno del DF la facultad de conformar gobiernos de coalición.
El pleno de la Cámara de Diputados. Archivo. (Especial )

Ciudad de México

Los ahorradores defraudados por Ficrea no recibirán su dinero en mayo como estaba programado, ni los habitantes de la capital del país tendrán que acostumbrarse a vivir en la Ciudad de México y ya no más en el Distrito Federal, ambas modificaciones se detuvieron en la última instancia legislativa.

Las dos reformas estuvieron a punto de aprobarse pero la última semana de sesiones se frenaron en la cámara revisora.

El Senado de la República aprobó la reforma política del Distrito Federal y envió la minuta a la Cámara de Diputados, donde los legisladores pensaron que el tiempo era insuficiente para su análisis, discusión y votación.

Mientras, en la Cámara de Diputados sí se aprobó el dictamen con el que se modificó la ley de ahorro y se garantizaba el pago de hasta 1 millón de pesos a los ahorradores defraudados por Ficrea, pero por falta de acuerdos la discusión no llegó al pleno del Senado.

Tanto la reforma política del Distrito Federal como la ley Ficrea fueron dos de los grandes pendientes del recién concluido periodo ordinario de sesiones.

Ambas modificaciones, una constitucional y otra a la ley de ahorro, fueron acordadas por los grupos parlamentarios para ser votadas y aprobadas en el último periodo de sesiones de la LXII Legislatura.

El San Lázaro el PRD le echó la culpa al PAN y al PRI de haber frenado la reforma política del Distrito Federal.

Mientras que en el Senado acusaron al PRI de ser el culpable por evitar el nombramiento del ministro electoral faltante, al PAN por haberse retirado de la última sesión y al PRD por resistirse a la minuta enviada por los diputados.

Ambos temas podrían discutirse en un periodo extraordinario de sesiones si los grupos parlamentarios así lo acuerdan.

Para la realización de un periodo extraordinario las comisiones dictaminadores deben tener listo y aprobado un dictamen para que se convoque al pleno para su votación.

El dictamen de ley Ficrea ya fue aprobado en comisiones del Senado, pero la reforma política del Distrito Federal aún requiere analizarse y discutirse en comisiones de San Lázaro.