Propuesta anticorrupción de PRI y PVEM es incompleta: promotores de Ley 3de3

Aunque reconocen el esfuerzo y coinciden con el proyecto presentado por senadores de esos partidos, las organizaciones civiles creen que es indispensable que se aprueben las 7 leyes y no solo 5.
Pablo Escudero, presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana del Senado.
Pablo Escudero, presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana del Senado. (Tomada de Twitter / @VerdeSenadoMex )

Ciudad de México

Para las organizaciones de la sociedad civil que promueven la iniciativa ciudadana Ley 3de3 el paquete de leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción que proponen el PRI y el PVEM está incompleto.

En una carta dirigida a los senadores Pablo Escudero, del Verde, y Raúl Cervantes, del PRI, Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, plantea que "aunque estamos de acuerdo con el contenido sustantivo de los proyectos presentados, es nuestra opinión que el Poder Legislativo debe completar esta tarea con las reformas faltantes en materia penal.

Por ello dice que es "imperativo que se reformen los tipos penales relativos a los delitos de corrupción y que se hagan explícitas las competencias que tendrá la nueva Fiscalía Especializada en Materia de Delitos de Corrupción".

En representación de las organizaciones que promovieron la Ley 3de3, Bohórquez considera que "sin esos dos cambios adicionales, el Sistema nacería incompleto y este esfuerzo sería insuficiente".

En la carta dice que el paquete legislativo propuesto pro PRI y PVEM "incluye solamente cinco de las siete reformas que consideramos indispensables para que el Sistema Nacional Anticorrupción opere con eficacia".

"Respetuosamente, los llamamos a evitar que las reformas penales, que constituyen una pieza fundamental en el diseño del Sistema, queden excluidas del debate legislativo en curso".

Ante el poco tiempo que los legisladores tienen para discutir el tema, las organizaciones proponen que no se descarte la posibilidad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones, "con el propósito explícito de desahogar el proceso legislativo al que nos referimos, en las mejores condiciones de deliberación abierta y franca entre todos los grupos parlamentarios y las organizaciones de la sociedad civil que hemos sido invitadas a este diálogo, siguiendo los principios del parlamento abierto".