Impedirá nueva ley operación de ‘minicasinos’

El vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, señaló que con esta ley evitará el lavado de dinero y el juego ilícito.
El operativo se desarrolló el lunes.
La Comisión de Gobernación dictaminó y turnó ya el ordenamiento a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para su discusión y votación en el pleno el próximo martes. (Milenio Digital)

México

La nueva Ley de Juegos con Apuestas y Sorteos impedirá la instalación y proliferación de “minicasinos” operados por personas físicas y hasta con 29 máquinas tragamonedas, como se preveía originalmente.

Así lo informó el diputado Ricardo Mejía, vicecoordinador de Movimiento Ciudadano y primer presidente de la Comisión Especial de Juegos y Sorteos, quien sostuvo que el proyecto de ley pondrá fin a la discrecionalidad en los permisos, evitará el “lavado” de dinero y el juego ilícito, además de combatir la ludopatía.

La Comisión de Gobernación dictaminó y turnó ya el ordenamiento a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para su discusión y votación en el pleno el próximo martes.

Mejía subrayó que la nueva legislación sustituirá a la ya obsoleta de 1947, con el propósito de que los juegos con apuestas y sorteos se desarrollen de manera responsable y segura, garanticen los derechos de participantes, permisionarios y operadores, y establezcan las bases y límites para la autorización, control, vigilancia, inspección y sanción de las conductas en la materia.

“Un punto de reconocer es la creación del Instituto Nacional de Juegos y Sorteos con la obligación de dictar las medidas necesarias para prevenir y atender la ludopatía, a la par de que la legislación permitirá combatir la problemática del lavado de dinero en el sector”, indicó.

El también Secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales en el Palacio de San Lázaro reconoció la participación de la sociedad civil, especialistas y personas interesadas en el tema, así como representantes de cada uno de los sectores vinculados a la nueva legislación, por lo que el proceso para la propuesta, elaboración, dictamen y próxima votación se enmarcó en un ambiente de transparencia, diálogo y consenso.