Legalización de mariguana no acabará con la violencia: Calderón

El ex presidente dijo además que es necesario hacer estudios a fondo acerca de los aspectos positivos y negativos antes de tomar una decisión
Calderón indicó que el problema de México no es la droga en general
Calderón indicó que el problema de México no es la droga en general (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa dijo que la legalización de la mariguana no acabará con la violencia y la inseguridad que se vive en el país ligada con el crimen organizado, además de que señaló la necesidad de hacer estudios a fondo acerca de los aspectos positivos y negativos de esa legalización, ya que actualmente no se cuenta con estos en el país.

Calderón Hinojosa estuvo en Guadalajara en la conferencia para cerrar el congreso México trasciende, organizado por el Tec de Monterrey; ahí respondió la pregunta de un estudiante acerca de la legalización de la mariguana y señaló: “Eso resuelve la violencia y la criminalidad en México, puedo asegurar que definitivamente no, porque ese no es el problema y menos la mariguana sola, sino todas las drogas. Lo que pasa en México no es un problema de drogas meramente, es un problema de crimen organizado, que tiene que ver con el crimen organizado sí, pero no es lo mismo”.

Detalló que los grupos delincuenciales que a través de la violencia o la amenaza se han internado en las instituciones públicas, y a través de la extorsión, los derechos de piso y los secuestros se han apropiado de las rentas lícitas o ilícitas de la sociedad.

Sobre la legalización, dijo que hay que estudiar tanto las posturas a favor y en contra pues no se cuenta con suficiente información en el país para tomar una decisión. 

Calderón indicó que el problema de México no es la droga en general, ni la mariguana en particular y dijo que aunque así fuera, el problema no se resuelve con la legalización de la mariguana, sino enfrentando a los criminales, limpiando la fuerza pública para que los ciudadanos tengan la certeza de que sólo hay policías confiables y eficientes, que no estén coludidos con los criminales y reconstruir el tejido social.