• Regístrate
Estás leyendo: Las rutas para detener la Ley 3de3
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 13:32 Hoy

Las rutas para detener la Ley 3de3

El presidente Enrique Peña Nieto puede enviar observaciones al Congreso o se pueden presentar controversias constitucionales una vez que haya sido promulgada.

Publicidad
Publicidad

Alejandro Domínguez

Después de que fuera cancelada la promulgación de las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, existen posibilidades para que se corrijan artículos polémicos de la llamada Ley 3de3, de acuerdo con Miguel Eraña, coordinador de la licenciatura de Derecho de la Universidad Iberoamericana.

"Es tan necesario hacer observaciones tanto al 32 como al 29. Tanto a los sujetos obligados a la presentación de las declaraciones, como también las características de qué es público y qué se entiende reservado que hoy se queda en una legislación ambivalente, esquizoide e irreflexiva que se votó por el Congreso, evidentemente se necesita hacer una suerte de limpieza legislativa", dijo en entrevista con MILENIO.

Para lograr estos cambios, Eraña explicó las rutas que existen, desde el envío de observaciones al Congreso por parte del presidente Enrique Peña Nieto, hasta la presentación de acciones de inconstitucionalidad por dependencias protectoras de datos personales como el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) o la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Presentación de observaciones

El presidente tiene un mes, desde que le envían las leyes aprobadas del Congreso, para hacer observaciones y que sean revisadas por los legisladores.

"En el artículo 72 de la Constitución contempla una posibilidad bastante generosa. Una vez que las dos cámaras votan en sentido afirmativo una normativa. Este es el caso del paquete de leyes anticorrupción, donde está esta Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, el presidente tiene 30 días naturales, a partir de que recibe la ley del Congreso con lo aprobado por ambas cámaras. Esos días naturales se cumplen aproximadamente el 18 de julio", dijo.

Explicó que en este lapso Peña Nieto puede esperar para formular observaciones parciales o totales a un artículo, un grupo de artículos o a toda una ley.

Si el Presidente hace observaciones el Congreso deberá atenderlas, convocando a un periodo extraordinario de ser necesario. La Cámara que recibiría las observaciones es de la que surgió la ley, en este caso el Senado de la República.

"El Senado tendría que recibir las observaciones del Presidente de la República y otra vez discutirlas, pasarlas a comisiones, aprobar dictámenes y llevarlas al pleno. Pero aquí deberán ser aprobados por una mayoría cualificada, de dos terceras partes de los votos de la sesión plenaria", dijo.

Si dos terceras partes de la Cámara no aprueba las observaciones del Presidente los artículos no serán modificados. Pero si las aprueba pasarían a la Cámara de Diputados para lograr la misma aprobación, de dos terceras partes de los diputados.

"No pasarían las observaciones del presidente si no hay un acuerdo de casi todas las fuerzas políticas, al menos PRI, PAN y PRD en ambas cámaras del Congreso", dijo.

Acciones de inconstitucionalidad

En los escenarios fuera del Congreso está la posibilidad de que se promueva la acción de inconstitucionalidad de los artículos en cuestión, una vez que sean publicados.

"Yo diría que es competente el INAI por ser un órgano garante de la protección de datos y estas legislaciones erróneas le están transfiriendo esta competencia a la Secretaría de la Función pública. O el presidente de la CNDH también lo tendrían que hacer", dijo.

Dijo que estas acciones estarían fundamentadas en violaciones a principios como el de la máxima publicidad, el de la protección de datos personales y el de la reserva de información.

Abstención del Presidente

Dijo que otro escenario es que el Presidente se abstenga de formular observaciones, deje transcurrir 10 días más a los 30 días naturales desde que recibió las leyes del Congreso para que "el costo político de la promulgación de la ley no le toque a él".

"Puede dejarle al Senado la obligación constitucional que es cuando el Presidente no formula observaciones y tampoco promulga y publica en automático, si transcurren esos 40 días, llega el mandato de promulgación automática de la legislación y en este caso quien lo tiene que hacer es el presidente de la cámara de origen, en este caso el presidente del Senado", dijo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.