• Regístrate
Estás leyendo: La revuelta contra las vacunas
Comparte esta noticia

La revuelta contra las vacunas

Es difícil dar una idea clara del inmenso beneficio de las vacunas. Hablamos de millones de muertes evitadas cada año, de cientos de millones de enfermedades que no ocurrieron.

Publicidad
Publicidad

En su éxito, entonces, las vacunas incuban la consecuencia de perder la percepción del riesgo. Los jóvenes padres que hoy se manifiestan antivacunas seguramente ya no tuvieron en la escuela compañeros con secuelas de polio o que murieron por sarampión o por alguna infección prevenible por vacunación. Pero la transmisión de las infecciones continúa sin manifestaciones, y en consecuencia el riesgo de enfermar en los no vacunados. En estas circunstancias, algunos grupos sociales reclaman la decisión de no vacunarse y no vacunar a sus hijos. Para justificar la decisión aluden riesgos sobredimensionados y consecuencias irreales. Ciertamente, las vacunas tienen efectos colaterales que en situaciones excepcionales pueden ser muy graves, pero hablamos de situaciones reconocidamente esporádicas en contraste con el riesgo de la infección natural.

Lee el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.