• Regístrate
Estás leyendo: La Ley de paridad fue un logro… y deja una lección
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 03:13 Hoy

La Ley de paridad fue un logro… y deja una lección

La paridad de género es una acción afirmativa para impulsar la participación de la población femenina en la política y la toma de decisiones.
Publicidad
Publicidad

Para María Virginia Gutiérrez Villalvazo y Erika Cecilia Ruvalcaba Corral, consejeras electorales del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC) la aplicación de la ley que obligó a los partidos políticos a postular las candidaturas en paridad (al 50% de candidatas y al 50% de candidatos), representó un gran logro en la carrera por impulsar la presencia de las mujeres en la vida política. Si bien, el ejercicio en este proceso electoral deja una lección para fortalecer el acceso de más mujeres a puestos de elección popular.

“Sí hay logros a partir de la reforma del 2014. De tener cinco a 30 presidentas municipales es un hecho tangible; aunque se pudo haber hecho un poco más, desde este Instituto, en el sentido de los registros de munícipes”, expuso Gutiérrez Villalvazo.

La consejera explicó que la paridad de género es una acción afirmativa para impulsar la participación de la población femenina en la política y la toma de decisiones; pero se dispone de una jurisprudencia que faculta a “maximizar las acciones afirmativas”, lo que abría la oportunidad al IEPC de facilitar que las candidaturas femeninas fueran incluso más del 50 por ciento si así lo proponían los partidos políticos; lo que no sucedió.

De hecho, se realizaron seis sustituciones de candidatas por varones, porque curiosamente hubo partidos políticos que postularon de inicio más mujeres que hombres. “Yo me pronuncié en el sentido de que se tenía que maximizar esa acción afirmativa y no estar sustituyendo a mujeres por hombres. Había fundamento jurídico para llevarlo a cabo”, acotó Virginia Gutiérrez. Sin embargo, se aprobó por mayoría y se dejó esta ventana de oportunidad.  

“La paridad se tiene que ver como un piso, no como un techo” para las mujeres, sostuvo.  

Con ella coincidió la consejera electoral Erika Ruvalcaba, quien expuso que este grupo de población ha estado relegado históricamente de los espacios de participación política.  

“Yo resaltaría que sí nos quedamos cortos, 30 es un número que se quedó por debajo de las expectativas y me parece que como instituto pudimos haber hecho mucho más”, recalcó Ruvalcaba.  

María Virginia Gutiérrez abundó que ahora lo que sigue será revisar el actuar de las mujeres que ganaron, si llegaron como producto de acciones afirmativas, y que eventualmente este tipo de medidas no sean necesarias, sino que se postulen mujeres y lleguen a los cargos de elección popular de manera natural.  

“Tener 30 mujeres en las presidencias municipales ha sido un logro pero también es una responsabilidad. Si ellas tuvieron el valor (de participar), incluso ante el clima de violencia de todo el país, pues a velar porque lleguen más… vienen muchas mujeres más y debemos acostumbrarnos a que lleguen hombres y mujeres por igual”, concluyó la consejera electoral.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.