• Regístrate
Estás leyendo: La Catrina no perdona a los políticos que llegan... o se van
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 10:30 Hoy

La Catrina no perdona a los políticos que llegan... o se van

Calaveras 2018

Para la colección. Los personajes nacionales y locales se entremezclan este 2018, por eso la guadaña de la muerte no tuvo piedad ni consideraciones. Al final, funcionarios o no, todos estamos de paso...
Publicidad
Publicidad

Adrián, Felipe y Maderito

Adrián y Felipe lloran,
anulados por la muerte,
en el limbo donde moran
se lamentan de su suerte.

Monterrey es un gran hueso,
por eso lo quieren todos,
la muerte les quitó el queso,
al verlos en tantos lodos.


Maderito despintado,
del color verde perico,
anda todo destanteado,
la muerte le cerró el pico.
Elecciones en la tumba
trajo a todos la calaca
y los puso a bailar rumba
al ritmo de su maraca.

Votaron hasta los muertos,
no es cosa nueva, ni extraña,
a todos los dejó tuertos
con piquetes de guadaña,
y los mapaches expertos
tejieron bien la maraña,
los votos cayeron... muertos.


Jaime Rodríguez

El Bronco llegó con lengua,
para compartir un taco,
era tan larga y sin mengua,
la muerte puso el tabaco.
Eres buen gobernador,
pero das feria de más,
no serás más ganador,
ni serás el mandamás,
¡ese es López Obrador!
carga el bate y nada más...

Renueva tu Gabinete,
gritó Catrina felona,
y con tremendo machete
lo dejó en la pura lona;
ni caballo, ni jinete,
se libran de la pelona.

Con caballo y de sombrero,
El Bronco llegó al osario,
¡esto es huesero, no basurero!
se oyó un grito cavernario.


Enrique Peña Nieto

Quiso salir en avión,
pero se quedó sin pista,
tampoco tuvo camión,
pero bien que la despista,
metido en el socavón,
la muerte lo trae en lista.

Disfruta el mes, Presidente,
es el último del tango,
tu aeropuerto fue estridente,
¡y resultó puro fango!
El diablito del tridente
¡no respetará tu rango!

La pelona lo atrapó
por una puerta trasera,
Peña Nieto ya felpó,
¡qué muerte tan embustera!


Ex candidatos presidenciales

En el INE por panteón
debaten cuatro calacas,
ninguno alcanzó camión,
les dieron puras maracas
...de la pasada elección
no suenan ni las matracas.

Los cuatro pintaron raya,
orgullosos de sus huesos,
Margarita, Meade y Anaya,
sin caballos y sin quesos,
al Bronco le hicieron valla,
¡qué muchachos tan aviesos!

Mientras AMLO será el rey,
en el panteón de los grillos,
la muerte anda en Monterrey,
buscando entre los pasillos.

Quiere buscar candidato
al Palacio de Cristal,
quiere checar bien el dato,
ya no quiere lodazal.


Andrés Manuel López Obrador

Del osario es Presidente,
se acabaron los dolores,
los dejó sin el tridente
y hasta sin los tres colores.

La muerte quiso llevarlo
a los fuegos del infierno,
pero no pudo asustarlo
en México es el averno,
falta quién pueda calmarlo,
porque tampoco el invierno,
veremos si puede AMLO
¡o nos vamos al infierno!


Cristina Díaz y Pedro Garza

Jugada de la Catrina
con los siete magistrados,
le dieron gane a Cristina
con tres colores pintados.

El hermano Pedro llora,
sentado sobre el osario,
por decreto con demora
lo sacaron del erario.

Cristina se alzó ganona,
festejaba con matraca,
ah qué muerte rezongona,
se la convirtió en calaca.


Elba Esther Gordillo

Resucitada en su tumba,
Elba Esther quiso volver,
la calaca se la zumba,
el diablo va a resolver,
al ritmo de una gran rumba,
la grilla va a revolver.

La maestra fulminada
por las balas de la CNTE
y el golpe de una granada
le tumbó el último diente.


Los tres fiscales

Se creían mosqueteros
hasta que llegó la muerte,
¡no hallan a los trinqueteros!
se les acabó su suerte.

Javier, Gilberto y Gustavo
lloran tras la barandilla,
la muerte puso otro clavo,
¡los acusó de pandilla!

La música no dio el ancho,
el trío no tiene orejas,
¡ya basta de tanto pancho!
Catrina les puso rejas,
los tres fiscales de rancho
tienen celdas muy parejas.


Miguel Treviño, Rebeca... y un Gallo

Miguel se murió del susto
cuando atesoraba el hueso,
la muerte llegó con gusto,
se lo cambió por un queso.

Rebeca manda un presente,
dijo la pelona, oronda,
mientras Miguel peló el diente,
la muerte cayó redonda
en museo maloliente,
Mauricio pagó la ronda.

Cuando les pasó la cruda,
la calaca vio el osario,
la jugada fue muy ruda,
con huesos de dinosaurio
fue engañada la huesuda,
pasó factura al erario.

Rebeca no quiere queso,
enterrada en una tumba,
tampoco quiere PAN tieso,
le tocó bailar la rumba,
con Mauricio tan avieso
mientras Miguel se la zumba,
creyéndose muy perverso.

La perversa fue la muerte,
en menos que canta un Gallo,
San Pedro acabó su suerte,
¡a todos les cayó un rayo!


Luis Donaldo Colosio Riojas

Pesa mucho el apellido,
dijo burlona la muerte,
y de tremendo chasquido
cortó de tajo su suerte,
Colosio muy compungido
carga con su herencia, inerte.


Samuel García

La Catrina supervisa
las cuentas del senador,
por lo visto tiene prisa
de mandarlo al tostador,
pero a Samuel le da risa,
qué le importa al ganador,
¡se le apagó la sonrisa!
de un rayo fulminador.

Tumba rodeada de espejos
resalta en el camposanto,
Samuel brinca desde lejos
¡si quiero le gano al Santo!


Rodrigo Medina y Margarita Arellanes

Ven los toros desde lejos,
ya no tienen fuero alguno,
pidieron sus catalejos,
la muerte no dio ninguno,
son ustedes muy tontejos,
ojos no tienen ni... uno.

Son Rodrigo y Margarita,
llorando por Nuevo León,
quieren brincar la garita,
¡los regresan al panteón!


Mauricio Fernández

Mis huesos quieren museo,
se puso necio Mauricio,
no quiero este mausoleo,
¡quiero seguir en mi vicio!

La Catrina halló remedio,
lo sacó de aquel osario,
con billete de por medio
y huesos de dinosaurio,
los museos son asedio,
de San Pedro y de su erario.
...............................

Textos: Javier Sepúlveda • Monos: Sergio Flores

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.