Está rezagada, olvidada y rebasada, admite Peña

“Suele ser excluyente, lenta, compleja y costosa”. El mandatario convoca a trabajar sobre el tema y a renovar el pacto social para que la sociedad reafirme su confianza en la ley.

México

Al calificar de "rezagada, olvidada y rebasada" la justicia cotidiana en el país, el presidente Enrique Peña Nieto convocó a trabajar en el tema y renovar el pacto social para que los ciudadanos reafirmen su confianza en la ley e instituciones.

"Mejorar la justicia cotidiana implicará, en el fondo, renovar nuestro pacto social. Un pacto en el que los ciudadanos reafirmen su confianza en la ley y en las instituciones, y en el que las autoridades demuestren su compromiso de servicio con la sociedad", destacó.

Luego de recibir los resultados de los Foros de Consulta sobre Justicia Cotidiana, que encargó al Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el jefe del Ejecutivo dijo que las propuestas se analizarán a profundidad, pues de los más de 2 millones 100 mil asuntos que se analizan en distintas instancias de justicia del país, solamente 13 por ciento tiene que ver con el ámbito penal, mientras que 35 por ciento está relacionado al ámbito familiar, 20 por ciento al mercantil y 30 por ciento al civil.

De acuerdo con datos de la Presidencia de la República, nueve de cada 10 asuntos iniciados en las entidades federativas corresponden a justicia cotidiana. Además, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía ha identificado 86 centros de justicia alternativa en el país.

"El objetivo es que la justicia esté verdaderamente al alcance de todos. Se trata de que los procesos legales sean sencillos, flexibles y económicos, y que cualquiera que asista con razón, a los tribunales obtenga justicia y quede satisfecho. Mejorar la justicia cotidiana significa que sea cercana a todos los ciudadanos y forme parte de su vida diaria", afirmó el jefe del Ejecutivo en el acto realizado en el patio central del Museo Nacional de Antropología e Historia.

Acompañado por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera; el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar; la procuradora General de la República, Arely Gómez, e invitados especiales, Peña Nieto subrayó que en la práctica, la justicia cotidiana suele ser "excluyente, lenta, compleja y costosa", lo que provoca que la mayoría de los mexicanos no accedan a ella o queden insatisfechos con sus resultados.

Luego de entregar reconocimientos a instituciones que acompañaron el ejercicio del CIDE, el Presidente señaló que éste "es un gobierno que invariablemente escucha la voz, las ideas y las propuestas de la sociedad", por lo que, subrayó, "creemos firmemente que ha llegado el momento de cambiar las cosas, y estamos convencidos de que esta situación no puede continuar por más tiempo".

Peña Nieto recordó que el pasado 27 de noviembre presentó una agenda de 10 medidas para mejorar las condiciones de seguridad y de justicia en el país, y una de ellas contempló acciones para hacer efectivo el acceso a la justicia. Y se comprometió a enviar al Congreso de la Unión iniciativas de reforma para mejorar la justicia cotidiana.

Además, instruyó al consejero jurídico del Ejecutivo federal, Humberto Castillejos para que coordine los trabajos necesarios para hacer realidad las propuestas y adelantó que se compartirán los resultados de los foros con los otros poderes de la Unión y los distintos órdenes de gobierno, "pues la justicia cotidiana requiere el esfuerzo y participación de todos".

"Para que los mexicanos vivan en un verdadero estado de derecho, el derecho debe estar al servicio de los mexicanos", manifestó.