Indemnización, principal reclamo de despedidos

De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad, 90 de cada 100 conflictos laborales es por despido injustificado.
Desempleo
Desempleo (Enrique Hernández)

Ciudad de México

En México, 90 de cada 100 conflictos individuales de trabajo en las juntas locales de Conciliación y Arbitraje, son por despido injustificado de acuerdo al estudio ‘Por una Mejor Justicia Laboral’ recién publicado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Los 10 conflictos restantes son por participación de utilidades, recesión, terminación o violación de contrato, riesgo y revisión y firma de trabajo.

En los conflictos por despido injustificado el principal concepto de reclamo es la indemnización, que se presenta en 42 de cada 100 casos, mientras que solo tres trabajadores reclaman que su patrón los reinstale.

“Ya nadie reclama reinstalación, salarios no pagados o vacaciones; la gente va a las juntas de conciliación y arbitraje a cobrar una indemnización”, explica Manuel Molano, director general del IMCO.

Molano explica que el concepto de indemnización debe de ser planteado y analizado en el proyecto del seguro del desempleo.

“Esto nos pone a pensar si habría que sustituir la  con un seguro de desempleo. La combinación de que tengas el sistema como esta ahorita y de que tengas además seguro de desempleo es muy mala”, comparte.

Otro de los puntos que aborda el estudio, es qué tan efectivos son los procesos en las juntas de conciliación por entidad federativa en donde un índice de impartición de justicia laboral coloca a Durango como el estado mejor evaluado.

En la segunda posición está Yucatán y en la tercera San Luis Potosí; en contraste las tres entidades con peor evaluación son Colima, Distrito Federal y Baja California.

Uno de los factores que afecta a las entidades peor evaluadas, es que el número de casos rebasa la capacidad de atención en las juntas locales de conciliación arbitraje.

“Lo que ha ocurrido es que estados que son muy exitosos en la parte económica como Colima de repente ven que sus juntas de conciliación y arbitraje se ven rebasadas porque eran juntas que estaban acostumbradas a tener menos asuntos y de repente se enfrentan a que hay mas demandas, (…) el número de asuntos que recibe la junta de conciliación en el Distrito Federal los supera por mucho”, explica Manuel Molano.

“Es una verdadera paradoja", agrega Molano, “esto quiere decir que las juntas están siendo un límite para el desarrollo del país”.