“Hay que jugársela por lo que importa”

Jesús Ángel Cantú, quien va por el distrito 21 local, afirmó que hacer campaña como LGBTTTI no es redituable en lo electoral.
Ha trabajado como activista.
Ha trabajado como activista. (Jorge López)

Monterrey

No es electoralmente redituable hacer una campaña política como una persona LGBT, pero en ocasiones hay que jugársela por lo que importa, afirma Jesús Ángel Cantú, candidato a diputado local por el distrito 21, postulado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Es originario de Sabinas Hidalgo y desde hace años ha trabajado desde el activismo social a favor de los grupos vulnerables y estuvo, junto con otras organizaciones, gestionando las reformas constitucionales que permitieron la creación de la ley para los Grupos Indígenas en el estado de Nuevo León.

De esta experiencia, así como de labores desempeñadas en otros encargos, nació la inquietud de postularse al Congreso del Estado.

“Yo creo que como activistas y como personas de la comunidad LGBT necesitamos ser astutos en nuestra forma de hacer nuestro lobby político, por ejemplo, los derechos de la comunidad LGBT forman parte de otro cúmulo de derechos que son los derechos colectivos”, dijo.

Señala que la agenda de Derechos Humanos no está en la mente de los políticos porque no es electoralmente redituable, pero está en los activistas hacer que estos temas sean de interés para ellos.

Dijo que las acciones del Gobierno en lugar de coadyuvar con el trabajo de las organizaciones civiles lo complican o lo hacen burocrático.

“Los políticos tradicionales sólo hablan el lenguaje electoral y las decisiones que toman lo hacen en términos de la próxima elección, a nosotros nos toca visualizar los votos que estas causas representan”, señaló.