Jueces definirán culpabilidad de líderes de CNTE: Gil Zuarth

El presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, dijo que no le corresponde a la clase política definir la responsabilidad penal de los dos líderes de la CNTE que fueron detenidos el domingo.
De acuerdo con el peritaje de Citizen Lab, Roberto Gil Zuarth recibió mensajes del malware Pegasus cuando fue presidente del Senado de la República.
Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado de la República. (Especial)

Ciudad de México

Luego de la detención la madrugada del domingo de dos los líderes de la CNTE, el presidente de la mesa directiva del Senado, el panista Roberto Gil, dijo que es a los jueces a quienes les corresponde definir la responsabilidad de los maestros y no a la clase política.

La noche del sábado fue detenido el secretario general de la sección 22 de la CNTE, Francisco Villalobos, en Oaxaca por una orden de aprehensión por robo agravado. Unas horas después, la madrugada del domingo, el principal líder de la sección, Rubén Núñez, fue arrestado en el municipio mexiquense de Ecatepec por lavado de dinero.

"Después de entregar un expediente, después de haber recabado pruebas, el ministerio público ha llegado a la conclusión de que se cometieron delitos y en consecuencia el juicio a la responsabilidad penal no le corresponde a la clase política si no a los jueces", dijo el panista.

Gil Zuarth explicó que la reforma educativa no está en juego ni sujeta a la decisión de los maestros disidente y si hay un delito que perseguir se tiene que aplicar la ley.

"Independiente del caso concreto, nosotros hemos hecho un llamado a que se aplique la ley, que la reforma constitucional no está en juego, la reforma constitucional en materia educativa no está sujeta a la decisión ni al arbitrio de una expresión disidente del magisterio educativo que no está bajo ninguna lógica subordinada a la reforma educativa, a las intenciones del sindicalismo magisterial, y que en consecuencia se tiene que aplicar la ley", dijo.

En entrevista, el legislador comentó que donde se violen los derechos de terceros, el derecho de circulación, a la libre expresión de las ideas, a tener un comercio, a acudir a alguna escuela o algún centro de recreación, debe aplicarse la ley.

"No tiene ningún derecho ninguna legitimidad, la disidencia magisterial para invadir y afectar la vida cotidiana de las personas.

"En la Ciudad de México, en Chiapas, en Oaxaca se tiene que aplicar la ley. Se tiene que aplicar la ley en cualquier parte del país, no sólo con sentido de responsabilidad si no agotando todas las instancias previas al diálogo, pero si el diálogo está condicionado que se revierta la reforma educativa simplemente la autoridad está obligada a aplicar cuánto de energía y cuánto de voluntad la ley", dijo.