Izquierda debe dejar actitudes mesiánicas: Ortega

El dirigente de Nueva Izquierda dio que se requiere superar el concepto de oposición para convertirse en alternativa y crear un nuevo pensamiento progresista alejado de toda visión totalitaria.
Jesús Ortega (izquierda), integrante del PRD.
Jesús Ortega (izquierda), integrante del PRD. (Cuartoscuro)

México

La izquierda democrática debe crear y alentar un nuevo pensamiento progresista, alejado de toda visión totalitaria, extremista, dogmática o "mesiánica", y dejar de ser oposición para convertirse en alternativa dentro de la pluralidad que caracteriza a México y al mundo.

Así lo afirmó Jesús Ortega Martínez, expresidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), tras anunciar el "II Encuentro Internacional de la Izquierda Democrática", que inicia mañana en la Ciudad de México.

El también dirigente de Nueva Izquierda reiteró que esa corriente dentro del PRD requiere superar el concepto de sólo ser oposición, para convertirse en alternativa real.

"Para el siglo XXI necesitamos ser la izquierda alternativa, no solamente oposición; necesitamos crearnos para sustituir a los actuales gobiernos en el ejercicio del poder, porque no están dando respuesta a la problemática de la gente y nosotros necesitamos ser alternativa al neoliberalismo", subrayó.

En entrevista, Ortega Martínez reconoció que, por ejemplo, más allá de oponerse a la injusticia, la pobreza y la desigualdad, deben definir la alternativa ante estos flagelos.

Destacó que en esta coyuntura, el II Encuentro Internacional de la Izquierda Democrática tendrá la participación de expresidentes, políticos, especialistas y académicos, quienes harán una reflexión y promoverán un nuevo pensamiento de izquierda, sin "anclarse" en el papel que tuvo los siglos XIX y XX.

"Me parece que ese es el propósito principal", señaló Ortega, quien recordó que se trata de un encuentro internacional, en el que participarán personalidades de 13 países de Europa, América Latina y Asia.

El líder de Nueva Izquierda confió que durante este Foro se avance en un proceso "cohesionador" de la izquierda democrática del mundo, "porque yo insisto que las respuestas a la problemática en cada país no son locales, tienen que ser globales".

Dijo que un segundo objetivo es avanzar en la creación de ese nuevo pensamiento de la izquierda; a través del diálogo, la confrontación de ideas y el intercambio de experiencias.

Consideró que en la actualidad hay una crisis de representatividad de toda la política, de los Estados y de los partidos, de la cual los de izquierda "también acusamos esa crisis de representatividad".

Planteó que para hacer las cosas de otra forma y poder recuperar credibilidad, se requiere pensar de manera diferente, lo que implica "ser contemporáneos"; toda vez que "no puedes actuar bien en el siglo XXI, pensando con ideas del siglo XX o del siglo XIX".

"Tú no puedes pensar en el siglo XXI, en un mundo interrelacionado, con visiones nacionalistas anacrónicas, como sucede mucho en México", agregó.

Ortega enfatizó en ese sentido que no se puede pensar en la democracia y la distribución del Poder como un elemento para recuperar credibilidad, "si tenemos visiones autoritarias".

Indicó que el Foro Internacional se inaugurará el lunes con la participación del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, del exrector de la UNAM, José Narro; el Vicepresidente de Uruguay, Raúl Séndic; el expresidente del primer Instituto Federal Electoral ciudadanizado, José Woldenberg; y el presidente del PRD, Agustín Basave.

El Foro continuará el martes en la Universidad de Monterrey; el miércoles en la Universidad de Guadalajara; el jueves en la Universidad Autónoma de Puebla; y el viernes volverá al Museo de la Ciudad de México para sus conclusiones y clausura.

En el encuentro participarán el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Eduardo Almagro; el expresidente de Uruguay, José Mújica; y está por confirmarse la participación del exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Asimismo, asistirá el exprimer ministro de Italia, Massimo D'Alema; el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera; así como Guillermo Carmona de la Fundación Iniciativa Sur de Argentina; Francesca Dulisse del partido Democrático de Italia; y Xu Shicheng, académico de China, entre otras personalidades.

"Se piensa que ser oposición es todo, cuando apenas es una parte, ni siquiera la más importante, pues la más importante es dar solución a los problemas", enfatizó.

Sostuvo que un "primer paso" en esa dirección se encuentra en el ejercicio de los gobiernos municipales y estatales emanados de las filas de la izquierda, y en especial del PRD, los cuales deben ser diferentes a los del PRI o del PAN.

"Nuestros gobiernos, en cualquier entidad, necesita distinguirse no solamente por ser diferente, sino por ser mejor. En esa medida iremos construyendo o identificarnos como una alternativa", insistió.