Va el A... faltan B y C para expulsar a Duarte del PRI

El proceso para expulsar a Javier Duarte del PRI todavía tardará en concretarse: conoce el procedimiento y los tiempos para que aplique la sanción al mandatario jarocho.
El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte.
Por afectar la imagen del partido, la Comisión de Justicia Partidaria del PRI suspendió los derechos como militante del gobernador de Veracruz, Javier Duarte. (Cusrtoscuro)

Ciudad de México

Aunque arrancó formalmente ayer, el proceso para expulsar a Javier Duarte del PRI todavía tardará en concretarse.

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI decidió suspender los derechos de militante al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y a seis de sus colaboradores por las acusaciones en su contra por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

El presidente de la Comisión, Fernando Elías Calles, dijo que la medida era cautelar y que a partir de esta decisión quedaba el proceso abierto para la posible expulsión del partido del gobernador de Veracruz.

El proceso

De acuerdo con el Código de Justicia Partidaria del PRI, una vez que se dio trámite a la denuncia, la Comisión debe notificar, a más tardar en tres días hábiles, al acusado sobre las acusaciones en su contra, para que en un plazo de 15 días responda a las imputaciones.

A los dos días de la notificación se debe de establecer la fecha y hora para la celebración de una audiencia en las que se desahogarán las pruebas y en caso de que el funcionario resulte responsable se preparará un dictamen con la sanción correspondiente para que sea votado por la Comisión de Justicia.

Las sanciones

-Suspensión provisional de derechos

Se podrá aplicar en caso de que no cumpla con las comisiones conferidas por los órganos directivos del partido, por indisciplina, por incumplimiento de pagos en las cuotas, por encontrarse sujeto a proceso penal en cuyo caso la suspensión durará en tanto se dicte una sentencia definitiva, por deshonestidad e ineficiencia política.

-Expulsión

Esta pena se aplica cuando se atenta de manera grave contra la ideología del partido, realizar acciones políticas contrarias a los estatutos, por cometer faltas durante el ejercicio de las funciones públicas.

El vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez, dijo que en el caso del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para que el mandatario local sea expulsado tendría que existir una resolución judicial en su contra.

Duarte tiene investigaciones abiertas por parte de la Auditoría Superior de la Federación y la Procuraduría General de la República; sin embargo ninguna de estas instancias han decidido someterlo a proceso.

Los funcionarios que hayan sido expulsados no podrán reafiliarse al partido bajo ningún caso.