Ivonne y Margarita, sin capacidad para gobernar: activista

"Tenemos un déficit de buenos políticos", consideró Liliana Flores Benavides. 
La activista Liliana Flores Benavides.
La activista Liliana Flores Benavides. (Foto: Raúl Palacios/Archivo)

Monterrey

La polémica sobre la posible participación de Ivonne Álvarez García y Margarita Arellanes Cervantes como candidatas a la gubernatura del Estado no está relacionada a que sean mujeres, sino a que en sus trayectorias demostraron que no tienen capacidad para gobernar ni siquiera un municipio, aseguró la activista Liliana Flores Benavides.

En entrevista para televisión, la ex legisladora acusó que los partidos políticos le apuesten a la popularidad y no a la experiencia, siendo esta última indispensable para gobernar un estado como Nuevo León.

"El asunto es que, en el caso de estas dos personas (Ivonne y Margarita), ya tenemos una demostración de que no tuvieron la capacidad de gobernar ni siquiera los dos municipios que gobernaron; además, sus acciones de abandonar la confianza que les dieron los ciudadanos, traicionándolos y 'chapulineando'.

"No por el hecho de ser mujeres se deben cerrar los ojos, porque en las acciones de gobierno lo que se necesitan son resultados", argumentó Flores Benavides.

Asimismo, consideró que en la clase política existe "cinismo", ya que no buscan satisfacer los intereses de la ciudadanía, sino los propios.

"Tenemos un déficit de buenos políticos, muy grande (...), se necesitan estadistas, gobernantes con la capacidad; lo que pasa es que el cinismo de la clase política los ha llevado a un pragmatismo, que le apuestan a la popularidad y no le apuestan a la experiencia. El asunto es que en Nuevo León los problemas son muy complejos y se van a hacer más complejos en el marco económico que estamos viviendo", dijo.

Agregó que el principal problema de Nuevo León es la deuda pública, pues los ingresos futuros el estado ya están comprometidos en medio de un panorama no muy alentador para la economía mexicana, lo cual traería una crisis no sólo financiera, sino también política y social.

"Estos tres elementos de crisis económica, política y social van a llevar a una situación muy compleja en el país, que se requiere a un capitán de barco muy capaz para que saque al país (...), ese marco es en el que se va a tener que mover el próximo gobernador del estado.

"Desgraciadamente, en nuestro país, en términos generales, existe una cultura del sometimiento, donde la gente vota hasta por sus propios victimarios", concluyó.