La IP no denuncia corrupción porque se beneficia: Inegi

Consideran una pérdida de tiempo acudir a las autoridades y desconocen ante quién presentarse o muchas veces no existe el área de control interno, señala.

México

Los empresarios no denuncian la corrupción al realizar trámites porque es difícil encontrar el área adecuada para quejarse, pero también porque quienes se quejan de los actos de corrupción también se benefician de ellos, consideró Adrián Franco Barrios, director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En entrevista con MILENIO, después de que se dieron a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (Encrige) 2016 en la que se reportó que la corrupción cuesta hasta mil 600 millones de pesos al año, afirmó que es difícil tener estadísticas sobre denuncias de actos de corrupción, porque “al final, las dos partes obtuvieron lo que buscaban”.

El lunes fue presentada la primera edición de la Encrige, en la que se reporta que 64.5% de las unidades económicas consultadas considera que los actos de corrupción se producen para agilizar trámites, mientras que 39.4% señala que dichos actos se generan para evitar multas o sanciones.

Franco Barrios dijo que de acuerdo con la Encrige 2016, quienes se enfrentan a actos de corrupción en su relación con las autoridades federales, estatales y municipales no denuncian porque, al igual que como ocurre en el tema de la inseguridad, consideran que pierden el tiempo y que nada va a ocurrir para cambiar esa situación.

Pero en el tema de la corrupción dos factores se añaden para inhibir la denuncia, según Franco Barrios: uno, que desconocen ante quién denunciar o hay que hacer un esfuerzo grande para encontrar el área de control interno de la dependencia, que en muchas ocasiones no existe, y dos, que los empresarios se benefician de esa corrupción para obtener lo que buscan.

“El segundo problema, y ese puede ser la principal razón por la que el tema de corrupción tampoco registra quejas, es que al final de un acto de corrupción las dos partes obtuvieron lo que buscaban. Es decir, si una persona o una empresa busca, de manera incompleta, con sus documentos, o de manera no formalizada, querer una licencia y se acerca a un actor gubernamental que se lo permite, el acto de corrupción que se presenta ahí deja satisfechas, entre comillas, a ambas partes y con eso no tendría la persona de qué quejarse”, explicó.

“Ese es un problema que se tiene en el tema de la corrupción. Las personas tienden a no quejarse, porque al final del día lograron lo que buscaban y en el sector gubernamental no va a haber registro de ese fenómeno”, aseguró.

Aunque en el cuestionario de la Encrige 2016, la primera de su tipo que realiza el Inegi, se incluyó la pregunta sobre cuál fue la razón por la que los empresarios no denuncian el acto de corrupción, entre los resultados públicos no se encuentran las estadísticas de la respuesta.

El Inegi informó que al aplicarse la encuesta, muy pocas personas respondieron a esa pregunta y los resultados capturados son tan escasos que no tienen una representatividad válida de las 34 mil unidades económicas encuestadas.