Fepade investiga agresiones contra vocal del INE en Oaxaca

La PGR dijo que el Ministerio Público de la Federación realizará la investigación para determinar responsabilidades por las agresiones físicas y verbales contra la funcionaria.

Ciudad de México

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), inició una averiguación previa por las agresiones físicas y verbales que sufrió la vocal ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) en la Junta Distrital 07, en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

Santiago Nieto Castillo, titular de la mencionada fiscalía que pertenece a la Procuraduría General de la República (PGR), condenó este acto de violencia e hizo un llamado a todos los actores políticos para conducirse por la vía legal e institucional.

El agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Fepade abrió la indagatoria 1016/2015/FEPADE, a fin de poder determinar responsabilidades contra los agresores de la funcionaria electoral Lorena Nava Cervantes.

Nieto Castillo pidió que se permita a las instituciones electorales del Estado mexicano realizar su trabajo con estricto apego a la ley, pues recordó que la única vía para el cambio de poderes en un Estado democrático son las elecciones y el respeto a sus resultados.

Es de señalar que hace unas semanas, la PGR consignó a dos penales federales a 25 integrantes del Frente Popular Revolucionario (FPR) que presuntamente participaron en la sustracción y quema de papelería electoral en Oaxaca durante los comicios del  pasado 7 de junio.

El FPR es una escisión del Consejo de Indígena Popular de Oaxaca, el cual surgió en 1996.

El Frente Popular Revolucionario (FPR) se convirtió en el principal grupo de agitadores y encargado de la instalación de barricadas para proteger las acciones de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), en 2006

Asimismo, es un grupo de choque que sirve a los intereses de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), aunque ésta última lo ha negado.

El FRP está adherido al Frente único de Lucha Social, el cual lo conforman 32 organizaciones más en Oaxaca.

Los 25 integrantes del FPR tenían en su poder 25 artefactos explosivos, 12 cohetones, dos bolsas con piedras, nueve armas punzocortantes, tres mascarillas para gas tóxico, seis tubos de varios tamaños y otros objetos.

Trece de los indiciados fueron internados en el penal federal de “El Rincón”, en Tepic, Nayarit, y los 12 restantes, fueron ingresados en el Centro Federal de Readaptación número 5 “Oriente” de Villa de Aldama, Veracruz.