Piden castigo ejemplar a invasores de La Boca

En mesas de trabajo que se realizan para revisar el tema de los rellenos en la presa Rodrigo Gómez, los diputados pidieron sanciones severas para quien invada terrenos federales.
A la reunión asistió el delegado de la Profepa en Nuevo León, Víctor Jaime Cabrera Medrano.
A la reunión asistió el delegado de la Profepa en Nuevo León, Víctor Jaime Cabrera Medrano. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Durante la mesa de trabajo para revisar el tema de los rellenos que se están detectando en la presa Rodrigo Gómez "La Boca", diputados pidieron a las autoridades federales un castigo ejemplar a las personas o empresas que estén invadiendo terrenos federales.

A la reunión asistieron el delegado de la Profepa en Nuevo León, Víctor Jaime Cabrera Medrano; el delegado de la Conagua en la entidad, Óscar Gutiérrez; el alcalde de Santiago, Javier Caballero; un representante estatal y un grupo de siete diputados.

Dentro de las participaciones de los delegados federales se destacó que una vez que se hizo la denuncia de las invasiones al vaso de la presa, se realizaron las visitas correspondientes y, según afirmó el delegado de la Profepa en el estado, Víctor Jaime Cabrera Medrano, en uno de los casos es evidente que existe un relleno de alrededor de cinco hectáreas.

Para el diputado Marco Antonio González, líder de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, ante esta situación es de vital importancia que se siente un precedente y se vea un castigo ejemplar, además, solicitó que aparte de las sanciones se retire el relleno que haya sido usado para ganarle terreno a la presa y se le devuelva a la misma su polígono original.

"Multas reales, que el escombro sea retirado, que pongan un ejemplo de que no debe suceder esto, y sobre todo mandar la señal de que el que hace cualquier abuso a la ley federal hay un castigo de por medio", mencionó Marco Antonio González.

Por su parte, el alcalde de Santiago detalló que cada vez es más difícil para los ciudadanos acceder a la presa, ya que se encuentra por todas partes con accesos restringidos por particulares, y con ello dejaron de existir los accesos públicos al paraje emblemático y punto de reunión para las familias de la zona y del área metropolitana.

En lo que respecta a la invasión de 5 hectáreas, el delegado de la Profepa detalló el proceso en que se encuentra esa investigación.

"Lo que sigue es que el particular tiene cinco días después de la notificación y ellos deberán de demostrar que cuentan con alguna autorización para ello, lo que sigue es que se hace un emplazamiento, hasta llegar a una resolución", indicó.

La cual, de comprobarse el ilícito, no solamente sería en lo referente a una multa económica, la cual puede llegar hasta los 50 mil salarios mínimos por infracción, sino que la autoridad federal puede llevar a cabo todas las acciones que les permite la ley para revertir el daño ambiental.

Además, el delegado de la Profepa afirmó que la invasión en cuestión, la de las cinco hectáreas, misma que parece una península dentro de la presa, no es el único caso y están por iniciar un programa de visitas a todos los predios en los que presumiblemente se esté ganando terreno a la presa.