“No estoy inválido”, dice Peña Nieto tras su operación

Sus médicos señalan que se encuentra en etapa de convalecencia, pero confían en que estará listo para el lunes en la visita de los reyes de España.
El vocero de la Presidencia, junto con los doctores y las autoridades del Hospital Central Militar.
El vocero de la Presidencia, junto con los doctores y las autoridades del Hospital Central Militar. (Jesús Quintanar)

México

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que sigue pendiente de los asuntos nacionales y en el ámbito internacional, mientras se recupera de la cirugía a la que fue sometido para extirparle la vesícula biliar.

Desde la cama de su habitación en el Hospital Central Militar, el presidente Peña Nieto aseguró que está al frente del gobierno: “No estoy inválido ni discapacitado, no tengo ninguna discapacidad, estoy al frente de esta actividad, estoy en un proceso de convalecencia normal, regular, tengo una operación que, entiendo, es algo frecuente, pero estoy muy al tanto siguiendo lo que está ocurriendo en México y en otras partes”.

En entrevista en el noticiero radiofónico de Joaquín López-Dóriga, en Radio Fórmula, el Presidente indicó que el miércoles pasado comenzó a sentir molestias, lo cual no relacionó con la vesícula, y que incluso el jueves tuvo actividades normales.

“Ya muy noche y en la madrugada tuve un dolor muy agudo, tras lo cual no quise esperar y pues me vine rápido al Hospital Central Militar para que me revisaran, y la recomendación médica fue que en algún momento había que hacer la cirugía, que era un buen momento y dije, de una vez. Y así fue la decisión tomada y la verdad es que fue una operación muy rápida”, explicó.

Sobre la cancelación de su participación en la inauguración de la exposición de Miguel Ángel y Da Vinci, en Bellas Artes, aclaró que no se debió a que se sintiera mal desde ese momento, sino a que se prolongó la reunión con su gabinete.

“Me siento físicamente muy bien y, anímicamente, mejor todavía y más que puesto para regresar a mi actividad ordinaria sin dejar de darle seguimiento puntual a todo lo que está ocurriendo. Tengo aquí la conectividad a través de la red gubernamental, me está permitido tener comunicación con varios de los colaboradores y funcionarios para atender distintos temas”, expresó.

También aclaró que se pospuso la carrera Molino del Rey, que organiza del Estado Mayor Presidencial, por cuestiones de logística. Y agradeció las muestras de solidaridad.

LE EXTRAEN LA VESÍCULA

El director del Hospital Central Militar, general de brigada médico cirujano, Fernando Arcaute Velázquez, aseguró que el presidente Peña Nieto fue intervenido quirúrgicamente de la vesícula biliar, pero “en ningún momento estuvo en peligro su vida”.

Ésta es la segunda ocasión en que el jefe del Ejecutivo ingresa al quirófano en lo que va de su administración. En 2013 fue operado para retirarle un nódulo tiroideo.

“Durante la madrugada de este viernes, el presidente Peña Nieto sufrió un malestar físico, por lo que acudió a este Hospital Central Militar, donde a las 7:30 de la mañana fue intervenido quirúrgicamente, con el propósito de extraerle la vesícula biliar. Además, el procedimiento se hizo mediante una tecnología que puede permitir que la recuperación se dé más rápido”, explicó.

En conferencia de prensa en el Hospital Central Militar, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández, informó que aunque el Presidente se encuentra en periodo de convalecencia “está al frente de su responsabilidad y no está impedido para poder hacerlo”.

Aseguró que la evolución posoperatoria ha sido muy favorable: “El Presidente ya se encuentra en su habitación, aquí, en este hospital, y se reincorporará a sus actividades normales el próximo lunes 29 de junio”, fecha en que recibirá a los reyes de España, Felipe y Letizia, quienes realizarán una gira por México.

De acuerdo con Arcaute Velázquez, la operación duró alrededor de 50 minutos sin complicaciones y se estima que permanezca hospitalizado de 24 a 48 horas, dependiendo de su evolución.

“Presentó un cuadro clínico de colecistitis aguda alitiásica, esto es una inflamación súbita de la vesícula biliar, no relacionada a cálculos. Fue operado por mínima invasión, conocido también como cirugía laparoscópica, realizándose una colecistectomía, que es una extirpación de la  vesícula biliar, procedimiento que se llevó a cabo sin incidentes, accidentes o complicaciones, con una duración total de 50 minutos. La evolución posoperatoria es, hasta el momento, adecuada y se espera continúe siendo satisfactoria”, explicó.

Se preguntó si el mandatario sufre de alguna otra enfermedad, lo cual fue negado por el director del nosocomio: “No. Definitivamente no. Es una persona que goza de una cabal salud, misma que tuvimos la oportunidad de ver para poderlo valorar para la operación. Es una persona que tiene una serie de actividades intensas... no tengo, definitivamente, ningún dato que muestre algo en sentido contrario”.

:CLAVES

QUÉ DICE LA LEY

De acuerdo con la Constitución, en caso de ausencia del Presidente de la República, será el secretario de Gobernación quien asuma dichas funciones mientras se designa a un sustituto.

Cuando el Presidente solicite licencia para separarse del cargo hasta por 60 días naturales, una vez autorizada por el Congreso, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.

En tanto, el artículo 86 constitucional menciona que el cargo de Presidente de la República solo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia.