La intención es que el Imeplan ayude en la toma de decisiones

Para Alberto Orozco Ochoa el reto es posicionar el instituto, lograr que alcance el reconocimiento como ente técnico para poder influir en los tomadores de decisiones y lograr así una mejor ...
Alberto Orozco informó que se tienen previstas cinco unidades administrativas.
Alberto Orozco informó que se tienen previstas cinco unidades administrativas. (Nacho Reyes)

Guadalajara

El director del Imeplan habla sobre su falta de experiencia política, dejando en claro que al ser el primer instituto de coordinación metropolitana, nadie en el estado sabe a ciencia cierta cómo es que se debe manejar su cargo.

Hace un mes se conoció el estatuto y luego vinieron tres semanas para que te eligieran y hubo dos debates en ese arranque: uno, si el instituto tenía dientes o no tenía dientes para poder convencer a los ocho alcaldes de los proyectos metropolitanos sin que se pusieran celosos y dos, que querían que compitieras con los demás. Finalmente ¿Quedó superado eso? ¿Te sientes fuerte, legitimado para ejercer esta delicada función que va a ser el arranque del Imeplan?

Sí, bueno, el tema de los dientes lo abordo en una segunda instancia, me gustaría en principio hablar de la decisión unánime que tomaron, en este caso los municipios y eso genera un sentimiento de tranquilidad. Creo que es un voto de confianza y una apuesta por la continuidad de una mecánica de gestión que ya venimos trabajando a lo largo de dos años y me parece pragmática, me parece sensata, pero sobre todo asumo un compromiso mucho mayor del que venía yo llevando en los meses anteriores. Esto es un reto distinto y es importante que se entienda que se asume también con ese entendimiento, con la encomienda de posicionar, de lograr que este instituto logre alcanzar ese reconocimiento como ente técnico y que pueda realmente ayudar a los tomadores de decisiones, en este caso, a las autoridades —no solamente los municipios— a que podamos acompañar en un ejercicio de coordinación a toma de decisiones desde el ámbito metropolitano.

Yo advertí que todo mundo reconocía tu formación y tu conocimiento en el tema, lo que algunos cuestionaban es tu falta de experiencia política. ¿Reconoces esa crítica?

En un sentido estricto, si entendemos que ésta es mi primer función pública, podría dar la razón. Yo lo que pongo en consideración es, por un lado, no teníamos gente con la experiencia de gestionar o administrar institutos metropolitanos de planeación en el pasado. ¿Quién ha armado o quién puede platicar de un ejercicio de gestión para el armado de un instituto metropolitano? ¿Quién ha tenido la experiencia en esta ciudad de administrar un instituto metropolitano? Y, por otro lado, estos dos años de gestión son formativos, al final del día es un ejercicio que deja experiencias importantes en lo particular y creo que también para las contrapartes. ¿A quién me refiero? A los presidentes municipales, a los síndicos que en su momento participaron, a los representantes del gobierno del estado; creo que también ha sido un ejercicio de formación de capacidades para la gestión metropolitana.

¿Cuánta estructura y nómina tendrá el instituto? Estás justamente en esa formación. Te están por autorizar los alcaldes el organigrama y las áreas que le van a dar operación al instituto.

Tenemos previstas unidades administrativas, las puedo enumerar: la unidad de información metropolitana, la unidad de planeación y programación, la unidad de evaluación y seguimiento, la unidad jurídica de administración y finanzas y la unidad de concertación social, entre otras, junto con la contraloría del ente. Está la junta de gobierno y aquí lo que sigue es un proceso un poco distinto a lo que veníamos haciendo anteriormente.

La primera gran prueba es que te den libertad plena de hacer tu equipo y no te vayan a querer empezar a meter recomendados y gente.

No. Puedo presumir que en este caso hay un voto de confianza total, los comentarios recibidos por parte de los presidentes municipales, al momento del nombramiento, fueron de apoyo absoluto y esto lo sobre entiendo como un voto de confianza, insisto, para empezar a generar pasos sólidos y soy el primer interesado en generar resultados de corto plazo.

Yo comenté que tu éxito, tu fortaleza pasará por un consejo ciudadano fuerte, integrado por personas de prestigio intachable y conocedores del tema. ¿Cuándo se forma y qué plazo hay para que se forme esta esfera ciudadana del instituto?

Esa era la primera pregunta que dejamos pendiente por ahí, pero efectivamente, yo creo que los dientes de esta arquitectura institucional de coordinación metropolitana los debe de tener el consejo ciudadano y en ese sentido he estado continuando con la labor de socialización, de seguimiento con las distintas organizaciones.

¿Ya disipaste esta idea de que abandonaste a las organizaciones de la sociedad civil en la construcción del Imeplan?

Bueno, lo que debemos de entender es que esto apenas está arrancando y hay que voltear hacia adelante y la ciudad es de todos y, por lo tanto, tenemos que sumar. Entonces, en ese sentido, no queda de otra más que volteemos a lo que sigue, entendamos dónde están los dientes, dónde están los mecanismos de rendición de cuentas. En particular, como director del instituto, me interesa tener ciudadanos que tengan pleno conocimiento de los retos, de los asuntos metropolitanos y ¿por qué no? en la medida en que vaya conformándose de gente con peso, pues nos ayudarán a gestionar en la medida de lo posible los mejores instrumentos, se convertirán también en evaluadores de lo técnico que pueda generar y gestionar el instituto.