Insiste PVEM en impedir instalación de pedrera en García

El Congreso local aprobó este lunes un punto de acuerdo para exigir al alcalde César Valdés Martínez detener los acuerdos con la compañía Hércules para la instalación de una cementera. 
Felipe de Jesús Hernández Marroquín, diputado del Partido Verde Ecologista de México.
Felipe de Jesús Hernández Marroquín, diputado del Partido Verde Ecologista de México. (Foto: Especial)

Monterrey

Con el fin de que se dé marcha atrás a la instalación de una empresa cementera en el municipio de García, el Congreso aprobó este lunes un punto de acuerdo para exigir al alcalde César Valdés Martínez detener los acuerdos con la compañía Hércules.

El acuerdo fue propuesto por el diputado del Partido Verde Ecologista de México, Felipe de Jesús Hernández Marroquín, quien también solicitó al munícipe hacer públicos los estudios de impacto ambiental, al ser uno de los municipios más afectados por la operación de extractoras de roca caliza.

“El alcalde César Valdés Martínez dio el aval para que se instale una cementera más bajo el sello de la empresa Hércules, esto a pesar de que la ciudadanía está en contra de dicha acción. A pesar de todo esto, el alcalde sigue en la actitud de afectar más a los ciudadanos sin importarle, al parecer, la salud de quienes le ofrecieron su voto.

“Pedimos a César Valdés Martínez que niegue el permiso a la empresa Hércules, cuya finalidad es instalar una nueva cementera en el mencionado municipio y además haga públicos los estudios de impacto ambiental causados por la operación de pedreras”, exigió el legislador.

Cabe destacar sobre este mismo tema el PVEM interpuso un recurso de audiencia pública ante la Secretaría De Medio Ambiente Y Recursos Naturales (Semarnat) para que tanto ciudadanos como expertos tuvieran voz y voto en las decisiones del Ayuntamiento.

El recurso legal quedó avalado el 31 de octubre del presente año y se realizó una reunión el pasado viernes con instituciones académicas y organizaciones civiles para revisar la situación y llegar a un acuerdo en consenso.

De esta junta surgieron opiniones en contra de que se instalara la empresa cementera por el daño y contaminación que tendría para los vecinos del sector.

“Lo que la gente ha pedido es que el alcalde sea quien se concientice ante esta acción y sobre todo que muestre sensibilidad hacia ellos y a la situación grave que vive el municipio en materia de contaminación ambiental", mencionó Hernández Marroquín.