Aureoles lamenta que se aplacen reformas anticrimen

Aunque el diputado admitió los diferendos respecto a la disolución de ayuntamientos infiltrados por el crimen, sostuvo que en el caso del mando único policial no había mayor complicación.
Silvano Aureoles, presidente de la Cámara de Diputados.
Silvano Aureoles, presidente de la Cámara de Diputados. (Especial)

Ciudad de México

El legislador perredista Silvano Aureoles, presidente de la Cámara de Diputados, lamentó el aplazamiento de las iniciativas presidenciales sobre seguridad y justicia en el Senado de la República, y aunque admitió los diferendos respecto a la disolución de ayuntamientos infiltrados por el crimen, sostuvo que en el caso del mando único policial no había mayor complicación.

“En mi opinión, debió haberse resuelto por lo menos una parte: había deferencias en el tema de la desaparición de ayuntamientos, que creo es una medida muy radical que habría que revisar con más detalle, (pero) mando único debieron haberlo resuelto, yo no le veía mayor complicación para resolverlo y hacerle frente a las contingencias de seguridad que viven ahora las entidades de la República”, indicó.

Entrevistado al comienzo de la última sesión del periodo ordinario en el Palacio de San Lázaro, Aureoles dijo que la Cámara de Diputados cumplió con la parte de la agenda legislativa que le correspondía en materia de Fiscalía General, desvinculación del salario mínimo y gobiernos de coalición.

Reconoció, sin embargo, los desacuerdos entre el PRI y el PAN para sacar adelante el Sistema Nacional Anticorrupción, y descartó prácticamente la convocatoria a un periodo extraordinario de sesiones para discutir dicho tema antes de finalizar el año.

Al respecto, el coordinador de los diputados del PRD, Miguel Alonso Raya, responsabilizó al gobierno federal y al PAN de obstaculizar la aprobación de las reformas constitucionales en materia de combate a la corrupción.

“Hasta ahora la resistencia ha sido fundamentalmente del propio gobierno en el sentido de querer que el presidente presida un Consejo (de Integridad Pública) y oponerse a darle dientes al órgano superior de fiscalización y a la propia Fiscalía Anticorrupción”, puntualizó.

No obstante, el legislador panista Fernando Rodríguez Doval confirmó avances en las negociaciones para dictaminar el proyecto del Sistema Nacional Anticorrupción, después de que la bancada priista aceptó retirar su propuesta de Consejo de Integridad Pública.

“Ya hay un consenso en que podamos eliminar este Consejo de la Integridad Pública, que cómo ustedes recordarán era prácticamente el órgano que se encargaba de gobernar el Sistema Nacional Anticorrupción. Eso, a nosotros nos parecía que no era lo correcto, porque era un órgano encabezado por el Presidente de la República, donde participaban los gobernadores y que además tenía muchas facultades ejecutivas”, indicó.

Detalló que existen también acuerdos preliminares para definir los bienes derivados de actos de corrupción como susceptibles de extinción de dominio, aunque admitió la complejidad de citar a un periodo extraordinario de sesiones para votar dichas reformas.