Ese ingreso deja a la gente en el umbral de la pobreza: Cepal

“México tiene uno de los sueldos base más bajos del continente”, señala Alicia Bárcena.
Participantes en el foro de la Ciudad de México.
Participantes en el foro de la Ciudad de México. (Juan Carlos Bautista)

México

El salario mínimo en México ha perdido 70 por ciento de poder adquisitivo de los años ochenta a la fecha, aseguró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En la inauguración del Foro internacional: salarios mínimos, empleo, desigualdad y crecimiento económico, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo, señaló que ese ingreso ubica a quienes lo reciben por debajo del umbral de la pobreza.

“En México la pérdida de casi 70 por ciento del poder adquisitivo real del salario mínimo y su posterior estancamiento ha sido un proceso largo y acumulativo desde 1980”, detalló.

En un videomensaje transmitido en el Museo de Antropología e Historia, señaló que muchas familias carecen de ingresos necesarios para adquirir la canasta básica y cubrir gastos elementales como educación, salud, vivienda y recreación.

Bárcena, bióloga y diplomática mexicana, sostuvo también que “México cuenta, hoy por hoy, con uno de los salarios mínimos más bajos del continente”.

De acuerdo con estadísticas de la Cepal, añadió, “México es el único país de la región donde el salario mínimo es inferior al umbral de pobreza per cápita (...), es decir, los trabajadores formales que reciben un salario mínimo están hoy por debajo de esa línea y aquellos que reciben dos salarios tiene una remuneración mínima superior al umbral de la pobreza extrema”.

Recordó que Costa Rica puso en marcha una política de “dignificación salarial”, que consistió en elevar la remuneración base tres veces más que en México y de esa forma logró superar el umbral de la pobreza.

La secretaria ejecutiva de la Cepal aseguró que en la última década todos los países de la región, con excepción de México, presentaron crecimiento económico y, por tanto, elevaron las remuneraciones.

“En Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, aunque con diferencias, la mejora del salario mínimo se ha traducido en una caída de la desigualdad sin afectar negativamente el empleo ni acrecentado la informalidad”, señaló.

Para la Cepal, dijo, es importante perfilar una estrategia de recuperación del salario en el mediano y largo plazos sin descuirdar la macroeconomía.

:CLAVES

VOZ DE LA UNAM

José Narro Robles, rector de la UNAM, consideró que empleo, salario, desigualdad y crecimiento económico forman parte esencial de la agenda nacional.

Al participar en el Foro internacional: salarios mínimos, empleo, desigualdad y crecimiento económico, señaló que la labor de los gobiernos es buscar equilibrio entre esos factores.

En el acto participaron líderes sindicales, empresarios, autoridades federales y del gobierno de la capital del país.