Piden PRD y PT regreso del Presidente al Congreso

Legisladores indicaron que el actual formato de entrega y recepción del informe de gobierno impide una auténtica relación entre poderes y rompe el principio de rendición de cuentas.
Sesión preparatoria en la que se eligieron a los integrantes de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para el tercer año legislativo.
| Archivo (Cortesía)

Ciudad de México

Diputados federales del PRD y PT propusieron una contrarreforma al artículo 69 constitucional para restablecer la obligación del Presidente de la República de asistir cada año a sesión de Congreso General para entregar personalmente su informe de gobierno.

En sus iniciativas presentadas por separado, el perredista Fernando Belaunzarán y la petista Lilia Aguilar coincidieron en que el actual formato de entrega recepción del informe presidencial impide una auténtica relación entre poderes y rompe el principio de la rendición de cuentas.

Ello, tras la reforma constitucional de 2008 que suspendió la asistencia obligatoria del Ejecutivo Federal ante el Congreso de la Unión y convirtió la presentación del informe anual de gobierno en un trámite protocolario.

En su proyecto de reforma a la Constitución Política, Belaunzarán sostuvo que el procedimiento con que el secretario de Gobernación entrega el informe presidencial rompe con el principio republicano de rendición de cuentas al que debería estar sometido el mandatario.

"Se convirtió en un simple trámite burocrático en que un funcionario, sin la menor representación popular, acude a la sede del Poder Legislativo para tal efecto", subrayó.

Estimó por ello que el Congreso de la Unión debe evolucionar cada vez más hacia el fortalecimiento del dialogo entre poderes, la rendición de cuentas, la fiscalización de las tareas y el uso de recursos públicos por parte del Ejecutivo.

Al respecto, la diputada Aguilar se pronunció por que el Presidente de la República acuda ante las cámaras legislativas a sostener un diálogo respetuoso, sobre todo cuando la clase política mexicana ha demostrado en años recientes la madurez y tolerancia entre pares.

Advirtió que la presentación y discurso presidencial fuera del Congreso de la Unión de ningún modo responde a lo que los ciudadanos mexicanos merecen, pues marca una distancia entre los Poderes, además de limitar el diálogo abierto e incluyente.

"Los invitados son la clase política, empresarios, diplomáticos y académicos. Se recitan cifras y frases triunfalistas, y la cobertura de los medios no se compara con la que alcanza una transmisión en cadena nacional (del balance presidencial) como se realizaba anteriormente", indicó.