Reporte de ONU miente: Arquidiócesis

La Iglesia ha pugnado por la defensa de los derechos de los niños en todo el mundo por lo que adoptó una política de "cero tolerancia" contra el abuso sexual.

Ciudad de México

La Arquidiócesis Primada de México calificó como mentiroso el informe que presentó la ONU en donde se asegura que el Vaticano adoptó políticas y prácticas que provocaron que los abusos sexuales contra menores continuaran al interior de la Iglesia.

A través de una nota en el semanario dominical Desde la Fe, la Arquidiócesis aseguró que dicho informe está "plagado de mentiras" debido a que el Comité de Protección de los Derechos de los Niños de las Naciones Unidas (ONU) "no tomó en cuenta las respuestas escritas y orales que la Santa Sede presentó sobre el tema" y que el vocero del Vaticano, Federico Lombardi dio a conocer.

El texto argumentó que la Iglesia es "quien más ha pugnado por la defensa de los derechos de los niños en todo el mundo" por lo que adoptó una política de "cero tolerancia" contra estos actos que la redacción del semanario calificó como "un crimen atroz".

Respecto a la parte del reporte de la ONU que asegura que "los obispos han permitido la movilidad de los sacerdotes para protegerlos" la Arquidiocesis responde que es falso ya que la normatividad interna exige que los sacerdotes cambien de parroquia cada determinado tiempo "para enfrentar nuevos retos" .

A su vez enfatizó que la institución católica contempla sanciones "muy rigidas" para expulsar del sacerdocio a aquellos que cometen abuso sexual sin embargo, argumenta, " no puede encarcelarlos" ya que esto compete a la autoridad civil.

En el texto se aseguró que el reporte que emitió la ONU demuestra "que la ONU ha sido presionada por grupos rabiosamente antagónicos de la Iglesia,abortistas, promotores lésbico-gays y SNAP" esta ultima señala lucra con el dolor de las víctimas".

La Arquidiocesis señaló que el informe será sometido a "un exhaustivo análisis" pero lanzó un llamado enérgico a la ONU a no interferir en las consideraciones morales de la Iglesia sobre homosexualidad, anticonceptivos y aborto que aseguró, es el objetivo del organismo internacional.