Infiltrados 'revientan' protesta por 'gasolinazo'

Más de 20 mil regiomontanos de diferentes niveles socioeconómicos asistieron a la manifestación, pero encapuchados llegaron para agredir y hacer desmanes.

Monterrey

Lo que inició como una manifestación pacífica en contra del aumento a la gasolina, terminó en decenas de destrozos y actos vandálicos por supuestos infiltrados en la Explanada de los Héroes.

Cerca de las 17:00 de este jueves, más de 20 mil ciudadanos e integrantes de organizaciones civiles comenzaron a concentrarse en distintos puntos de la ciudad para protestar contra el alza a los combustibles y otros impuestos. “¡Fuera Peña!, ¡fuera Peña!; ¡Fuera Bronco!, ¡fuera Bronco!”, eran las consignas que se escuchaban mientras la Macroplaza se llenaba de inconformes.

“No más abusos”, “No al gasolinazo”, “Muera el mal gobierno”, “El poder es del pueblo, no del Gobierno”, “Alto a la corrupción”, eran las frases que se podían leer en las pancartas de los manifestantes.

Frente a la puerta del Palacio de Gobierno se instaló un templete de la organización Congreso Nacional Ciudadano (CNC), con bocinas y lonas con las fotografías del gobernador Jaime Rodríguez Calderón y de los 42 diputados locales, en donde se les acusaba de traidores.

Luego de que arribaron varias caravanas de protestantes al sitio, el micrófono empezó a ser la manzana de la discordia, y aunque algunos activistas pretendían lanzar mensajes de inconformidad, poco después de las 19:00, la violencia se desató.

Un grupo de encapuchados subió al escenario y, entre empujones, comenzó a lanzar pirotecnia, como palomas y artefactos R-15.

Algunos jóvenes caminaron hacia el Palacio de Cantera y utilizaron las vallas para quebrar los vitrales de valor histórico, que databan de más de un siglo y portaban las figuras de Miguel Hidalgo y Costilla, Benito Juárez, Fray Servando Teresa de Mier y Noriega, Mariano Escobedo, Juan Zuazua e Ignacio Zaragoza.

Además, los reventadores lanzaron unos 30 cohetes en la entrada principal. En respuesta, elementos de Fuerza Civil lanzaron gas lacrimógeno, agua y espuma de extinguidores.

Al ver el descontrol, algunos manifestantes detuvieron a unas cuatro personas que hacían destrozos, y los subieron a una patrulla.

Después de más de una hora y media, el Grupo Antimotines cercó las columnas del Palacio para evitar que se agravara el problema; sin embargo, los disturbios continuaron.

Los primeros en retirarse del sitio fueron los organizadores y activistas de la manifestación: Gilberto Lozano, de CNC; Pedro Alejo Rodríguez, Fufito, de Ciudadano Empoderado, y Rocío Montalvo, de Únete Pueblo.

El primero de ellos caminó con una comitiva hacia el Palacio Municipal de Monterrey, y pese a que intentaron subir, los elementos de seguridad les prohibieron la entrada.

Mientras los vándalos seguían haciendo de las suyas, otro grupo de inconformes comenzó a agredir a trabajadores de los medios de comunicación locales.

A pesar de que se pidió intervención de los elementos de Fuerza Civil, éstos se negaron a hacerlo porque los manifestantes “eran muchos”. Fue hasta que el vehículo de una televisora local estaba siendo destruido cuando los policías decidieron actuar.

Los hombres encapuchados también quebraron los vidrios de los automóviles de los medios de comunicación, y volcaron tres de ellos.

Aunque el Gobierno del Estado aseguró que no hubo personas heridas, elementos de la Cruz Verde reportaron más de 20 lesionados, de los cuales seis eran reporteros, a quienes les cayeron cohetes en los pies, manos y cabeza.

Integrantes de FundeNL, Vertebra, Pueblo Bicicletero, motociclistas, Asamblea de la UANL, Coordinación de Regiones de Nuevo León, CNTE, Partido Comunista y Bloque Negro también se presentaron en el sitio y manifestaron su inconformidad contra las autoridades de gobierno.

Además, asistieron observadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quienes documentaron los destrozos.

Y aunque los saqueos continuaban en otras zonas del área metropolitana, alrededor de las 22:00, los inconformes y los que provocaron los disturbios comenzaron a huir del sitio, debido la llegada de elementos ministeriales.

Los activistas convocaron a realizar una nueva manifestación mañana a las 16:00 en la Explanada de los Héroes.


Estado reporta 33 detenidos

El Gobierno del Estado confirmó la detención de 33 personas por los disturbios y afectaciones en el Palacio de Cantera y los saqueos en comercios del área metropolitana.

En rueda de prensa, Aldo Fasci Zuazua, vocero del grupo de Coordinación de Seguridad del Estado, confirmó también que seis reporteros resultaron lesionados, y daños a los vehículos de tres medios de comunicación.

Pese a todos los disturbios, Fasci Zuazua calificó el operativo integrado por 400 policías como "aceptable".

Resaltó que tres de los detenidos no son de Nuevo León, por lo que, aseguró, fueron enviados para reventar la manifestación.

"Hay gente que no es de aquí, son del centro de México y están siendo interrogados por el Ministerio Público", refirió.

También justificó la falta de actuación de la Fuerza Civil, al señalar que eso hubiera provocado un mayor problema.

"Se actuará con todo el peso de la ley", concluyó.


'Bronco' culpa a organizadores

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón responsabilizó a los líderes de los colectivos ciudadanos de los destrozos en la fachada de Palacio de Gobierno.

En entrevista, el mandatario estatal criticó que a los organizadores se les haya salido de control la manifestación, que hasta poco antes de las 19:00 se desarrollaba de manera pacífica.

También se deslindó por completo de los encapuchados y reventadores en la Explanada de los Héroes, quienes realizaron los ataques contra la fachada de Palacio de Cantera.

"Son hechos desafortunados, lamentables, una protesta que iba a ser pacífica y se convirtió en una desorganización completa de los organizadores de la misma.

"No tuvieron la capacidad de controlar a su propia gente que convocaron; la Policía obviamente en estos casos actúa protegiendo a las personas y evidentemente no quisimos tener policías con armas o generar conflictos.

Rodríguez Calderón reiteró que hay 33 detenidos, quienes serán consignados y sujetos a denuncia en los daños causados".

Comentó que a las 08:00 de este viernes darán una rueda de prensa para concretar los daños e identificar a los responsables.

"Nadie mandó a nadie (...); mostraremos quiénes actuaron de esa manera y todos fueron convocados por ellos mismos (los colectivos)", indicó.

Con información de: Syndy García, Orlando Maldonado, Eduardo Mendieta, Ricardo Alanís y Victoria Félix