INE sanciona al PRI y a diputado panista por 'quejas frívolas'

Por haber presentado denuncias que carecen de elementos probatorios, como quejas basadas en notas periodísticas o con falsas pruebas, el INE sancionó al PRI y a Jorge López Martin.
El Instituto Nacional Electoral reemplazará a tres de los consejeros electorales.
La Comisión de Quejas del INE determinó las sanciones. (Cuartoscuro )

Ciudad de México

El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al diputado federal panista Jorge López Martin por haber presentado denuncias frívolas que carecen de elementos probatorios.

En sesión pública de la Comisión de Quejas y Denuncias, determinó por unanimidad la necesidad de inhibir este tipo de actividades por parte de actores o partidos políticos, en especial con miras hacia los próximos comicios.

De acuerdo con los consejeros, la queja presentada por el representante del Poder Legislativo del PAN en la que denunciaba el uso de espionaje por parte del equipo de campaña del entonces candidato del PRI a la presidencia Enrique Peña Nieto, únicamente se sustentaba en una nota periodística, por lo que aprobó dar vista a la Cámara de Diputados para que proceda en contra del diputado.

Por otra parte, la Comisión impuso una sanción al Revolucionario Institucional por  36 mil 500 pesos por haber presentado una denuncia de espectaculares no reportados en donde, si bien algunos eran reales, estos ya habían sido reportados ante la autoridad electoral además de que la gran mayoría eran falsos.

De acuerdo con la consejera Adriana Favela, se detectó que en muchos casos el partido tomó la foto del mismo espectacular desde distintos ángulos y ubicándolos en distintas direcciones, por lo que la autoridad determinó desestimar la demanda; sin embargo, al haber falseado información también deben ser sancionados.

Ante este escenario, los consejeros coincidieron en informar a dicho instituto político que su defensa para evitar la multa, en la que alega que este tipo de acciones puede inhibir la denuncia de hechos contrarios a la ley, resulta improcedente ya que las quejas seguirán siendo atendidas por la autoridad, sin que ello implique que imitan presentar pruebas de lo que denuncian o que estas sean falsas.