INE multa otra vez al Verde por cineminutos; ahora con 64.3 mdp

La sanción es por la aportación ilegal que hizo la empresa propiedad del hermano del diputado del PVEM Arturo Escobar para difundir los cineminutos en todo el país.
Los consejeros electorales durante la sesión del INE.
Los consejeros electorales durante la sesión del INE. (Especial)

Ciudad de México

El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó con 64.3 millones de pesos al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) por la aportación ilegal que hizo la empresa propiedad del hermano del diputado Arturo Escobar para difundir los cineminutos en todo el país.

Dicha sanción se redujo en 11.3 millones de pesos, luego de que la Unidad de Fiscalización detectó que la documentación faltante que generó que en la Comisión de Quejas sus integrantes impusieran esta sanción al partido por obstaculizar el trabajo de la autoridad electoral.

La omisión de la autoridad electoral generó una gran cantidad de críticas por el resto de los partidos, ya que al informarse que los documentos fueron hallados como resultado de un comunicado que envió el representante del Verde sin firma autógrafa; esta debía ser desestimada y mantener la sanción.

En sesión extraordinaria el presidente de la Comisión de Fiscalización, Ciro Murayama, explicó que el partido Verde se hace acreedor a dicha sanción ya que la empresa Rabokse, que contrato por 21.4 millones de pesos los cineminutos, es un ente prohibido por ley para hacer aportaciones a un partido.

Ante este escenario, la autoridad electoral determinó sancionar ese beneficio ilegal con el 200 por ciento del monto involucrado, así como con un 100 por ciento adicional por considerar que existe dolo por beneficiarse de un ente prohibido sin deslindarse y hasta reconocer como propio el contenido de los Cineminutos que se proyectaron durante 2015.

En su oportunidad la consejera Pamela San Martín criticó que en el proyecto se negara que hubo subvaluación de los cineminutos que contrató sí contrato el partido, así como el que se le difiriera el pago de la sanción al partido en el 30 por ciento de la ministración llevaría a que se terminara de cubrir la deuda en más de tres años.