Fiscalización del INE es excesiva y ridícula: Ricardo Moreno

Los consejeros no tienen idea de lo que se trata hacer una precampaña, acusa
Los Morenistas Horacio Duarte y Ricardo Moreno.
Los Morenistas Horacio Duarte y Ricardo Moreno. (Gloria Guinzberg)

Toluca

La fiscalización que lleva a cabo el Instituto Nacional Electoral es "excesiva", obedece a un sistema en extremo riguroso, legalista, con falta de criterio que lo único que genera es "mucho gasto bajo el agua" consideró el representante de Morena ante el Instituto Electoral estatal, Ricardo Moreno.

En entrevista señaló que en las revisiones hay excesos porque ahora sancionan hasta por una camisa con el nombre del candidato que no es reportada y si la persona acude con la misma prenda a 50 eventos distintos, la contabilizan ese número de veces; si alguien hace algún anuncio rústico y lo pega fuera de su casa también se lo contabilizan al partido.

Un caso extraordinario, citó, fue el de un tamalero que se acercó a un evento de precampaña a vender sus productos y por su bocina anunciaba la venta de tamales y al mismo tiempo la llegada de la entonces precandidata; eso lo cotizaron como servicio de difusión con alta voz, no reportado; cuando en realidad no hubo ningún trato.

La realidad, abundó, es que no hay reglas claras, pese a que las disposiciones de fiscalización son cerca de 12 tomos. Al final la norma es tan grande y extensa que ni ellos mismos la entienden y por eso en las precampañas todos resultaron multados, incluyendo al PRI que se había mantenido invicto por muchos años.

Ricardo Moreno dijo que estas multas afectan las finanzas de todos los partidos políticos, sobre todo porque el sistema de fiscalización está siendo en extremo estricto porque de alguna manera los consejeros y asesores de fiscalización no tienen idea de lo que se trata hacer una precampaña o campaña; les hace falta caminar.

Al final nadie tiene la certeza que a todos les den el mismo trato, que realmente les contabilicen todo y los midan con el mismo rasero o quizá sólo son muy exigentes con algunos. Para comprobarlo necesitarían hacer una fiscalización paralela.

Quien tiene doble contabilidad es el INE, no los partidos, están contando doble, triple o cuádruple, no hay poder humano para controlar todo lo que hace la gente y no importa cómo se haga, todo es tasado a un precio fijo.

"Ni ellos entienden sus reglas, necesitarían monitoristas especializados y despartidizados, mucho profesionalismo. Esa aura que se ha querido colocar el INE, de llevar una contabilidad impoluta a los partidos, los está llevando a cometer excesos ridículos" concluyó.


MCLV