Atención domiciliaria del IMSS beneficia a 32 mil pacientes

El programa ha permitido reducir de diez a cinco días la estancia de los pacientes que ocupan una cama; esto permite contar con mayor disponibilidad del recurso en hospitales generales.
El grupo lamentó la falta de camas en el área hospitalaria y de urgencias.
El grupo lamentó la falta de camas en el área hospitalaria y de urgencias. (Manuel Guadarrama)

Ciudad de México

Con el objetivo de dar continuidad a la atención médica y social a los adultos mayores derechohabientes con enfermedades que limitan su movilidad, padecimientos de larga duración o en etapa terminal, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con el programa de Atención Domiciliaria del Enfermo Crónico (ADEC), que a la fecha beneficia a 32 mil 898 personas en todo el país.

El jefe de Área de Atención Médica Hospitalaria de la Coordinación de Atención Integral en Segundo Nivel, José Sánchez Rosas, indicó que la estrategia ha permitido reducir de diez a cinco días la estancia de los pacientes que ocupan una cama; esto permite contar con mayor disponibilidad del recurso en hospitales generales.

Explicó que las personas seleccionadas para ADEC son aquellas que, por las características de su enfermedad, pueden continuar el tratamiento médico en su domicilio con la atención del familiar y el apoyo del equipo de salud del programa.

Previo al alta hospitalaria, a los familiares o encargados se les proporciona capacitación respecto de los cuidados específicos en los padecimientos del paciente para mejorar su salud, el apego al tratamiento médico y una adecuada integración al núcleo familiar.

Una vez que el paciente es dado de alta del hospital, el personal médico y de enfermería del programa ADEC se traslada a su domicilio para dar orientación a los familiares y supervisar los cuidados generales que recibe el derechohabiente en materia de administración de medicamentos, dieta saludable, rehabilitación y movilidad.

Cuando es necesario, señaló Sánchez Rosas, el personal institucional tiene la facultad de gestionar estudios de laboratorio y referir al paciente a valoración por el servicio de la consulta externa o de urgencias.

Entre los principales padecimientos atendidos en esta estrategia están las enfermedades crónicas degenerativas y sus secuelas, como las de tipo vascular cerebral, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal crónica, Alzheimer y padecimientos terminales por cáncer (próstata, pulmón, mama, cérvico uterino), entre otras.