Impunidad, lo que más indigna: Peña

El Presidente ofrece acciones y recursos específicos para garantizar que haya justicia; la Conago acuerda fiscalías especiales y protocolo unificado.

México

El presidente Enrique Peña Nieto garantizó que no habrá impunidad en los crímenes contra periodistas y ofreció acciones y recursos específicos para abatir estos delitos que, dijo, “indignan a la sociedad”.

Junto con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el Presidente acordó medidas para evitar los ataques a periodistas que incluyen fiscalías especializadas, un protocolo unificado en investigaciones que deriven en castigo a los responsables y mayores recursos a las instancias responsables.

“La violencia no puede ser parte de nuestra vida cotidiana. Cada crimen contra un periodista es un atentado contra la libertad de expresión y de prensa y contra la ciudadanía”, dijo el presidente Peña Nieto, quien se manifestó por no permitir la censura ni las restricciones a la labor informativa, porque “una democracia plena requiere que nadie calle su voz: tienen razón quienes afirman que no se mata la verdad matando periodistas”, dijo.

Señaló que es obligación del Estado otorgar garantías a los periodistas “ante la amenaza que hoy representa el crimen organizado, en ocasiones, infiltrado en instancias de gobierno locales en ciertas regiones del país”.

“La impunidad y el rezago en el esclarecimiento de los crímenes son, precisamente, lo que más indigna a la sociedad, el que no se tengan resultados lo más pronto posible y, sobre todo, que muchos casos quedan auténticamente impunes o sin castigo”, aceptó.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México y presidente de la Conago, Miguel Ángel Mancera, advirtió que “la delincuencia no puede acribillar a periodistas sin que haya consecuencias”.

Enunció los compromisos de los gobernadores que consisten en  investigar con resultados evaluables los homicidios perpetrados contra periodistas y defensores de derechos humanos; crear u homologar fiscalías o áreas especializadas y cumplir con la recomendación 24, que en la materia les hizo desde el año pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

La Conago también se comprometió a conformar mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas y trabajar con un protocolo único para establecer mecanismos de protección, de prevención y atención a víctimas.

El gobierno federal, por su parte, ofreció fortalecer la estructura y el presupuesto del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; establecer un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y un protocolo de operación para coordinar las acciones para reducir las situaciones de riesgo y fortalecer la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión.

El presidente detalló que habrá más personal y mejor capacitación a Ministerios Públicos, policías y peritos. Además de coordinación transversal entre autoridades y apoyo en la creación de unidades o Ministerios Públicos estatales, especializados en libertad de expresión y protocolos unificados a escala nacional para la investigación y atención a víctimas.

Peña Nieto pidió un minuto de silencio en memoria de los periodistas asesinados. Fue cuando algunos fotógrafos y camarógrafos gritaron: “¡Justicia!”

Al término del acto, el mandatario se plantó frente a las cámaras y les dijo: “Tengan certeza de que estos crímenes no quedarán impunes y la labor que ellos realizaron no será en vano”.

CLAVES

LA PERMANENTE

La Comisión Permanente condenó enérgicamente las agresiones contra periodistas y exigió acciones contundentes de los tres órdenes de gobierno para brindar seguridad y garantía al trabajo periodístico.

Legisladores de todos los partidos reconocieron que condenar solamente los asesinatos no sirve, sino que deben instrumentarse mecanismos estructurales que involucren a los gobiernos de los estados y municipios.